Palestina más unida que nunca

Palestina más unida que nunca

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 3 de junio de 2020—

Por *Ramón Pedregal Casanova—-

Versos del poema Carta desde el zoco de los cesantes—

Autor, el poeta Palestino, Samih Al-Qaem.

Tal vez mi historia la falsee un cobarde, / y transforme en arañas mis corderos. / Tal vez dejes privados a mis hijos de su traje de fiesta. / Tal vez a mis amigos les engañes con un rostro prestado. / Tal vez alces, rodeándome, / muros, muros y muros. / Y tal vez contra viles visiones crucifiques mis días./ ¡Enemigo del sol! / Mas no transigiré. / Resistiré / hasta el último pulso de mis venas.

En un concurso de la televisión Palestina un entrevistador sale a la calle a preguntar a los Niños y Niñas, no parecen tener más de 10 años de edad, van con sus mochilas y carteras escolares. El periodista se presenta y pregunta al primero que ve:

  • ¿Cómo te llamas?
  • Zamir.
  • Bien, mira, nosotros somos un programa de concursos. Te voy a hacer tres preguntas, ¿vale? La primera pregunta es: ¿Cuál es la capital de Egipto?
  • El Cairo.
  • Bien, la segunda pregunta es: ¿Cuál es la capital de Israel?
  • ¿Israel? ¿Qué es Israel?
  • Israel es un país, mira aquí pone ¿cuál es la capital de Israel?
  • No hay ningún país que se llame Israel, éstas son personas que conquistaron nuestro país, pero no hay ningún país que se llame Israel.

El periodista nuevamente pregunta se encuentra en otra calle con un grupo de Niñas y Niños que van caminando, va a responder una Niña:

  • Ellos dicen que su capital es Al-Quds.
  • No es verdad, ellos piensan así pero No, Al-Quds es la capital de Palestina.

Más adelante se acerca a un Niño que ve pasar:

  • La pregunta dice: ¿Cuál es la capital de Egipto?
  • El Cairo.
  • El Cairo, bien. La segunda pregunta dice: ¿Cuál es la capital de Israel?
  • ¿Quién pregunta eso?
  • ¿Por qué?
  • Israel no tiene capital ellos ocuparon nuestro país, no tiene capital.
  • ¿Eso quiere decir que no hay ningún país que se llame Israel?
  • No, no hay, ella (Israel) viene de América.
  • Y Al-Quds ¿qué piensas sobre ello?
  • -Al-Quds es nuestra capital, es la capital de Palestina.

En otra parte de la ciudad encuentra a varios Niños y pregunta a uno de ellos:

  • ¿Cuál es la capital de Israel?
  • No se, porque Al-Quds es una tierra ocupada que nos pertenece.
  • Así que ¿Al-Quds es una tierra ocupada?, pero ellos dicen que Al-Quds es la capital de Israel.
  • No, porque Al-Quds es nuestra tierra.
  • ¿Y cuál es la capital de Israel?
  • No tiene capital porque los judíos ocuparon nuestra tierra.

No hay ningún Niño ni Niña de Palestina que tenga la menor duda sobre su tierra, su país, su capital. Los hermanos mayores, las madres, los padres, los abuelos, … saben el nombre de ese país, saben cuál es su capital, de sobra saben quienes son los invasores, los ladrones, los asesinos, ¿lo sabe el resto mundo? ¿Recuerdan el artículo anterior titulado Pensamiento contra el sionismo del Estado de Israel?: los verdaderos judíos no reconocen a la entidad sionista.

El mundo se escandaliza ante los asesinatos cometidos por la policía yanqui en las personas de color, latinas, de otras razas. Las gentes adormiladas por la droga capital abre los ojos con asombro cuando por miles, cientos de miles, quizás millones de ciudadanas y ciudadanos estadounidenses salen a las calles a protestar, a enfrentarse a los asesinos de George Floyd, negro, asfixiado por un policía que, sin que se hubiese resistido, le tiró al suelo y le puso una rodilla en el cuello cortándole la respiración hasta matarle. Ante las manifestaciones masivas de protesta y repudio, de acusación y denuncia por el crimen y por todos los crímenes de los esbirros de Trump, éste ha respondido atacando a quienes protestan acusándolos de terrorismo, y ha añadido que a los “saqueos” va a responder con balas, …

La caricatura de Hitlertrump y la consigna No al racismo ha saltado de un Estado a otro y la élite bancaria-económica-militar se ha escondido en búnkeres, los militares han guardado a Hitlertrump en un búnker subterráneo y se han acuartelado.

Al Pueblo Palestino le tiran al suelo y le ponen las rodillas en el cuello mientras le tienen los brazos retorcidos y cogidos en la espalda para esposarle, y lo intentan juntos sionistas, europeos y estadounidenses, pero el Pueblo Palestino se revuelve a pesar del peso castigador en su cuello, y no pueden entre todos ponerle los grilletes de acero y darle vuelta al trinquete. ¡Protestad, pueblos! ¡Quitad de encima de Palestina a sus asesinos! Palestina más unida que nunca, ¿por qué sino tantos mártires, tantos refugiados, tantos prisioneros, tantas madres, tantos padres, tantas Niñas y Niños, tantos Palestinos como se han sacrificado.

———————————————-

El entendimiento entre los sionistas de la derecha, la extrema derecha, y sus religiosos, arranca del propósito de anexión de Palestina completa, la continuidad de la política de colonización sobre el terreno con el apoyo de EEUU, o, lo que es lo mismo, la realización del Atraco del siglo, el “Acuerdo”. Nadie debe engañarse, quedarse a la espera, o andar preguntando cómo van a anexar Cisjordania, pues en Cisjordania tienen cogidos ya los puntos neurálgicos y geoestratégicos, esos espacios donde han instalado los asentamientos más importantes, que, no es casual, los crearon y han hecho crecer desde el primer momento de la firma de aquellos que llamaron Acuerdos de Oslo, otro “Acuerdo”, y han continuado cimentándolos hasta hoy. Nunca han tenido diferencias sustanciales, y ahora la anexión del Valle del Jordán, donde se encuentra la denominada Zona C, administrada por Israel, territorio habitado por 300.000 Palestinos; el resto del Valle del Jordán que los sionistas han dividido en 2 partes, una que denominan Valle del Jordán, y, la otra que llaman Consejo Regional del Mar Muerto Megillot, Cisjordania, lo que quieren convertir en ley para realizar la Al Nakba del 2020.

A ese robo de tierras quieren sumar otra anexión: los asentamientos que rodean Jerusalén conocidos con el nombre de Área E1, ahí se incluyen Gush Esion, Maale Adumin, Walaja y zonas de Beit Jala, más 11 comunidades de beduinos cercanas a Maale Adumin, como Khan al-Ahmar.

Ese plan les envalentona.

El gobierno sionista es la figura pública de la política cada día más racista, más etnocida, más fascista de Israel. Su representante, Netanyahu, ha formado gobierno con un conocido militar que fue ministro de defensa, con lo que ha encontrado a quien puede estar más en línea con su propósito, y los dos quieren vender su alianza como una emergencia para salvar la gobernabilidad, y si les une la ocupación colonial, ese fin también sirve a Netanyahu para desviar la atención del juicio de corrupción que tiene pendiente, con todo lo que la ocupación significa de desprecio a la Comunidad Internacional y a las Resoluciones de la ONU, pues el desprecio a la Justicia es norma del sionismo.

Netanyahu y Trump, que han hecho publicidad del que llaman Acuerdo del siglo y han tratado de cubrirse voceando que estaban dispuestos a negociar, han borrado sus palabras con los hechos: los sionistas nunca han asumido responsabilidad por sus crímenes de genocidio con los que forman su historia, y Trump, la imagen de la política imperial, le ha manifestado su apoyo como parte del cometido explotador que define al imperio, totalmente contrario a sus palabras. ¿Qué plan ahí entonces sobre sus mesas?: el mapa de lo que llaman “gran Israel”, lo que comprende Palestina y gran parte de los territorios de los países árabes de su alrededor.

Mientras las circunstancias personales y de alianzas internas y externas de Israel se resuelven entreteniendo a quien quiere seguirlos, siguen trabajando los diferentes departamentos sionistas de ocupación haciendo el menor ruido posible. La realidad es que Cisjordania está casi comida por la anexión que venían haciendo, la colonización avanza con hechos consumados, dejando al Pueblo Palestino que no puedan expulsar a Jordania y otros países, encerrado en guetos, en batustanes aislados unos de otros, dentro de ese “gran Israel”, sin conexión entre ellos y dejándoles sin recursos con una administración civil propia.

La deportación de quienes no encierren en guetos creará un problema más a Jordania, pero esa circunstancia ha puesto en alerta al Instituto de Política y Estrategia israelí (IPS) que ha advertido de ciertos peligros que causaría la anexión, pues desaparecería la Autoridad Nacional Palestina, que tanto les favorece ahora, y desestabilizaría una zona tranquila como es la frontera con Jordania, poniendo en peligro la monarquía del país. Ante semejante intención sionista, Jordania ha advertido lo dicho hasta aquí, pero además indica que eso significaría la violación del acuerdo de paz entre las dos partes y, con la anexión de Jerusalén Oriental se atacaría la custodia jordana sobre los Santos Lugares. Jordania, además, se vería asfixiada al ocuparsele la zona de Algor, la más rica en agua, y se le quitaría la zona del Mar Muerto perdiendo sus ingresos por turismo y las riquezas de la zona.

El informe de IPS afirma que la inseguridad crecería hasta el punto de que las Fuerzas de Defensa de Israel tendrían que hacerse cargo y sostener el encierro de los Palestinos que desencadenarían una nueva Intifada, que crecería y se haría más fuerte entre la población, aún más que ahora, en la idea de la necesidad de un Estado Palestino.

IPS añade que perderían aliados árabes (Arabia Saudí, que tendría la población en contra, que si se le suma la crisis económica que sufre el resultado sería “más peligroso que el coronavirus”, otras dos pérdidas serían Emiratos y Omán) y crecería la oposición del BDS.

Es el paso más grande para doblegar a Palestina, para acabar con el Estado Palestino según dicta la Resolución 181 de las Naciones Unidas, Resolución de la partición. Pero, sin cumplir eso, ¿qué ha significado el último encuentro entre el colonialismo y la representación de Palestina que se quedó Al Fatah sin representar a ninguna otra fuerza política?: ha significado lo que se tituló el Acuerdo de Oslo, un camino que ha arruinado al Pueblo Palestino. En múltiples ocasiones se ha escuchado decir en el campo Palestino que “ha fracasado”, y lo último que se ha oído a la Autoridad Nacional Palestina es que “ha roto todo su compromiso de seguridad con Israel”, pues la policía Palestina se ocupaba de la seguridad de Israel en la zona cada vez más pequeña que le dejaba el ejército ocupante. No sirven las palabras si no se ponen medios que demuestren lo dicho, y que respeten lo acordado en el ámbito de las fuerzas nacionales Palestinas.

Nadie tomará en serio las declaraciones de la ANP, pues se encuentra maniatada a acierdos que ya han arraigado en la economía, en la seguridad, en la cultura, en las relaciones internacionales. Ojalá la ANP de marcha atrás en todo ello, pero parece difícil por los intereses que la atan. No puede haber cambio en favor de Palestina si no se rompen los lazos de Oslo, la mentalidad de Oslo, porque ese acuerdo han permitido al ocupante profundizar la colonización, ese acuerdo ha favorecido la anexión, son los hechos consumados.

Israel lleva trabajando muchos años para afianzar sus intereses. Si la ANP no toma la cuestión con fuerza se corre el riesgo de que Palestina quede ensombrecida, apagada, lo que exige a todas las fuerzas políticas Palestinas activar cuanto sea necesario la Resistencia en todos los ámbitos. Oslo no ha sido, no es un acuerdo de paz, fue una táctica israelí para llevar a cabo su proyecto colonial. El profesor Finkelstein trata el caso en su libro titulado Gaza. Hay un problema añadido, la parte oficial de los países árabes, por muchas declaraciones en contra, no está en la voluntad de defender lo que no ha defendido la oficialidad Palestina, porque son gobiernos con problemas internos a causa de los innumerables ataques de bandas terroristas e invasiones propiciadas por Israel y EEUU. Por otra parte, Europa, por muchas declaraciones de condena a la fuerza ocupante colonial, no pone en práctica la solución, y así ha balanceado su política según lo que decidía EEUU, aunque con Trump no esté de acuerdo totalmente.

Por tanto, la situación es grave a nivel Palestino y de toda la región. Los árabes tienen que pensar que el sionismo llegará más allá de Palestina, que el ente que se proclama Estado israelí es colonialista.

Quienes han negociado a pérdidas tienen en su haber ya entre 5 y 7 millones de Palestinos refugiados. Es hora de que dejen la oficialidad, los puestos, los cargos, y se sumen a la Resistencia. La prueba de fuego para el Pueblo Palestino, más unido que nunca, y los antiimperialistas, se encuentra muy próxima, no hay que perder tiempo, hay que ayudar a quitar de encima del Pueblo Palestino a los que le tienen caído en tierra y con los brazos retorcidos a la espalda y la rodilla en el cuello. Hay que hacer que los Hitlertrump y los Netanyahu corran a esconderse en su búnker, como lo ha hecho el presidente de EEUU. Los Niños, las Niñas de Palestina, hemos visto al comienzo de la nota, saben quien es Israel, y saben que, por ellos, Palestina existirá quieran o no el imperio y el sionismo.

Yo juro por la sangre que manó tanta herida, / ansiar la salvación de la tierra querida, / y a despecho de toda persecución injusta, / seguir administrando el cáustico y la fusta. / Aumenta en el peligro la obligación sagrada. / … / Yo tiro de mi alma, cual si fuera una espada, / …

Versos del poema Mensaje lírico civil.

Autor, el poeta cubano, Rubén Martínez Villena.

*Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días, Palestina. Crónicas de vida y Resistencia, Dietario de Crisis, Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero, y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos.

Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista (FAI).

 

(Visited 10 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus