Un buque de guerra iraní es alcanzado por un misil en maniobras en el golfo de Omán: 19 marinos muertos y 15 heridos

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 11 mayo 2020—-

foto: Maniobras militares irano-ruso-chinas en el golfo de Omán

19 marinos murieron este domingo y 15 resultaron heridos por el impacto de un misil contra un buque de guerra en plenas maniobras militares cerca del puerto de Jask, en el sur de Irán. El Ejército ha exigido huir de las especulaciones después de que varios medios hayan asegurado que fue alcanzado por «fuego amigo» lanzado desde una fragata iraní.

Al menos 19 militares de la Marina iraní murieron este domingo y otros quince resultaron heridos por el impacto de un misil en un buque de guerra durante unos ejercicios militares en aguas del golfo de Omán, en el sur de Irán, según ha informado este lunes la agencia de noticias iraní FARS.

La Marina iraní ha informado en un comunicado de que el suceso afectó al buque Konarak cuando estaba participando en unas maniobras militares en aguas próximas al puerto de Jask, en el sureste del país.

Las Fuerzas Armadas iraníes no han revelado la naturaleza del siniestro ni han aportado detalles sobre lo sucedido.

Las autoridades iraníes han anunciado la apertura de una investigación para determinar las causas del accidente.

«Fuego amigo»

En redes sociales, varias informaciones han señalado que el buque Konarak habría sido alcanzado por un misil amigo lanzado por error por la fragata Jamaran.

La web de la televisión pública iraní asegura que el buque, de apoyo logístico, «fue golpeado después de mover un objetivo a su destino, sin crear una distancia suficiente entre él y el objetivo».

Fabricado en Holanda, el buque Konarak fue comprado por Irán antes de la Revolución de 1979.

Con un peso de 447 toneladas y una longitud de de 47 metros, el navío está equipado con cuatro misiles de crucero a bordo, según la televisión estatal, que no ha precisado con qué tripulación contaba en el momento el accidente.

Llueve sobre mojado

En enero, la Guardia Revolucionaria iraní abatió «por error» un Boieing ucraniano con destino Kiev poco después de que despegara del aeropuerto de Teherán. Murieron las 176 personas a bordo, la mayoría iraníes y canadienses.

Las Fuerzas Armadas iraníes reconocieron el drama días más tarde y ante la profusión de pruebas que apuntaban a su responsabilidad.

Adujeron que las defensas antiaéreas estaban en alerta máxima después de que la República Islámica atacara con misiles una base estadounidense en Irak para vengar al comandante de la Fuerza Al-Quds (división internacional de la Guardia Revolucionaria) Qassem Soleimani, muerto en un bombardeo de un dron estadounidense el 3 de enero.

Las tensiones  entre Teherán y Washington, enemigos históricos desde hace 40 años, se han reavivado después de que los EEUU de Trump se retiraran unilateralmente en 2018 del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní, firmado en 2015,  tras lo que reimpusieron duras sanciones económicas que ahogan a la República Islámica.

Estrecho de Ormuz

La zona del suceso es muy próxima al estratégico estrecho de Ormuz, por donde circula buena parte del petróleo del mundo.

Esta región ha sido escenario en el último año de una escalada de la tensión entre Teherán y Washington después de que se registraran ataques y sabotajes a tanqueros saudíes y emiratíes y derribo de drones estadounidenses, entre otros incidentes.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus