Los olivos que cuentan la historia del despojo palestino

Los olivos que cuentan la historia del despojo palestino

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 7 de mayo de 2020—

Hace una semana, mi colega Edo Konrad publicó un artículo revelando que, en honor del Día de los Caídos en Israel, el Ministerio de Defensa había decidido entregar a las afligidas familias israelíes botellas de aceite de oliva producido en un asentamiento en la Cisjordania ocupada.

El aceite de oliva es producido por Meshek Achiya, una fábrica ubicada en el corazón de los territorios ocupados a unos 45 kilómetros al norte de Jerusalén, que se estableció en 1997 en el asentamiento de avanzada de Achiya. Como Dror Etkes, un experto en actividades de asentamiento, le explicó a Konrad, Meshek Achiya fue uno de los seis puestos de avanzada establecidos al oeste del asentamiento de Shiloh para hacerse cargo de tierras palestinas privadas.

Tras la publicación del artículo, varias familias desconsoladas lanzaron una petición exigiendo que el Ministerio de Defensa retirara sus regalos.

Durante el fin de semana, la «Revista Haaretz» publicó un artículo sobre israelíes que cultivan olivos centenarios en Galilea, al norte de Israel. El artículo se centra en la familia Noy-Meir, que ha estado cultivando «cientos de estos antiguos árboles», muchos de los cuales tienen entre 200 y 800 años, en tierras adyacentes a Moshav Tzippori en la parte baja de Galilea. El aceite de oliva producido por la compañía de Noy-Meir, Rish Lakish, recibió grandes elogios de Ronit Vered, autor del artículo y crítico de alimentos de Haaretz.

Pero, ¿cómo cayeron los árboles tan antiguos en manos de la familia Noy-Meir, que se estableció en Tzippori hace sólo 20 años?. No se da ningún contexto histórico en el artículo para explicar la existencia de estos árboles, que, escribe Vered, «se extienden sobre un área grande y se encuentran en pastos difíciles de cultivar y cosechar».

No es necesario ser un arbolista para buscar una respuesta: Moshav Tzippori se sienta en tierras que pertenecen a la aldea palestina de Saffuriya, destruida y despoblada.

Según Palestina recordada, un sitio web dedicado a preservar la memoria de las más de 400 aldeas palestinas destruidas durante la Nakba, Saffuriya era una comunidad relativamente grande con más de 5.000 residentes en 1948. El área alrededor de la aldea, según el libro de Walid Khalidi «All That Remains«, «estaba bien dotada de suelos fértiles y recursos hídricos superficiales y subterráneos», siendo las aceitunas la «cosecha principal» de la aldea.

Saffuriya fue conquistada por las fuerzas israelíes el 15 de julio de 1948.. Según los residentes de la aldea, solo un pequeño número de personas permaneció en la aldea después de que las fuerzas israelíes la bombardearon desde el aire, y muy pocas pudieron regresar y recuperar sus propiedades.

En su libro «El nacimiento del problema de los refugiados palestinos», que reveló archivos estatales israelíes previamente ocultos (y a los que Khalidi hace referencia), el historiador israelí Benny Morris escribe que los que permanecieron en Saffuriya fueron expulsados ​​en 1948, pero que «cientos se infiltraron de regreso» en los meses que siguieron.

Las autoridades israelíes, escribió Morris, temían que si se permitía que los palestinos regresaran se quedarían, la aldea «pronto volvería a su población anterior a la guerra». Para entonces, los asentamientos judíos vecinos ya habían «codiciado las tierras de Saffuriya».

Según Morris, un alto funcionario israelí declaró en noviembre de 1948: “Al lado de Nazaret hay una aldea… cuyas tierras distantes son necesarias para nuestros asentamientos. Tal vez se les puede dar otro lugar». Poco después, «los habitantes fueron cargados en camiones en enero de 1949 y expulsados ​​nuevamente a las comunidades árabes de ‘Illut, al-Rayna y Kafr Kanna’».

En resumen, los «cientos de antiguos olivos» no solo surgieron de la nada. Los residentes palestinos de Saffuriya los plantaron y cultivaron durante siglos. Los árboles les fueron robados por la fuerza. El estado arrienda esos árboles después de reclamar la tierra del pueblo como propia. Parte de esa tierra ahora es parte de un bosque artificial plantado por el Fondo Nacional Judío.

Foto ilustrativa de la cosecha de aceitunas en Tzippori. (Yossi Zamir / Flash90)

Para su crédito, la familia Noy-Meir ha estado involucrada en ayudar a los recolectores de aceitunas palestinos en Cisjordania y está trabajando junto a palestinos cuyas familias fueron desarraigadas de Saffuriya. Sin embargo, ignorar la historia de la aldea, como lo hizo el artículo de Haaretz, no es peor que ignorar la tierra robada en la que Meshek Achiya produce su aceite de oliva en Cisjordania.

Taha Muhammad Ali, el famoso poeta palestino, nació y fue expulsado de Saffuriya. La familia de Mohammad Barakeh, el político que encabeza el Alto Comité de Seguimiento para Ciudadanos Árabes de Israel, fue desarraigado de la aldea. Saffuriya puede haberse ido, pero su memoria vive.

Pertenezco a un movimiento israelí-palestino, dos estados, una patria , que propone que cada israelí palestino y judío pueda vivir en cualquier lugar que deseen entre el río y el mar, ya sea en el Estado de Israel o en el Estado de Palestina. Los refugiados que regresen serán ciudadanos de Palestina, pero pueden vivir como residentes con plenos derechos en Israel, así como los ciudadanos israelíes pueden vivir como residentes con plenos derechos en Palestina. Una confederación establecería un mecanismo para facilitar el retorno y / o ofrecer una compensación financiera por los bienes que fueron expropiados durante el conflicto.

Aquí no tenemos futuro si cerramos los ojos a lo que sucedió en 1948, imaginando que el conflicto solo comenzó con la ocupación de 1967. No fue así.

Acerca del autor: Meron Rapoport es editor de Local Call.

Fuente Original: The olive trees that tell the story of Palestinian dispossession

Fuente: Meron Rapoport, 972 Magazine / Traducción: Palestinalibre.org

(Visited 10 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus