Líbano. Divididos sectores políticos en relación con las recetas del FMI

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, Al Mayadeen, 24 de febrero de 2020 –

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, declaró en entrevista con la CNBC que el FMI ayudará si los políticos libaneses están dispuestos a tomar las difíciles opciones económicas, y que considera bueno para el pueblo libanés.

Tanto Hizbullah como el presidente del Parlamento, Nabih Berri, tomaron una decisión clara de negarse a someterse a recetas preparadas por el FMI, a cambio de no objetar el asesoramiento técnico que los representantes del Fondo podrían proporcionar al gobierno, según el diario Al-Akhbar.

Esta negativa no es solo una postura política, al rechazar la sumisión del país a las condiciones del FMI, sino también porque las soluciones preparadas del fondo siempre comienzan de arriba hacia abajo.

Por otro lado, se puede decir hasta ahora que la misión de los asesores del FMI aún no ha comenzado. Las sesiones iniciales celebradas por ellos se comprometieron a no presentar ninguna idea y solo reiteraban en sus conversaciones el enfoque general del trabajo del FMI, mientras notaban evidentemente la división que existe entre los libaneses sobre sus propuestas.

Se espera, según varios conocedores y autoridades pertinentes que el plan de trabajo que el gobierno y los sub-comités correspondientes necesitará al menos una semana adicional, antes de que se esclarezcan sus características.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, declaró que su país espera que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ayude a El Líbano en su crisis económica, y destacó que Washington “quiere ver la estabilidad económica y política en ese país árabe”.

En entrevista con la CNBC, Mnuchin destacó que el FMI ayudará si los políticos libaneses están dispuestos a tomar las difíciles opciones económicas, y que considera bueno para el pueblo libanés.

“Pero aún es demasiado pronto para saber si los políticos están preparados para eso o no», agregó el funcionario estadounidense.

A su vez, fuentes ministeriales confirmaron al periódico Al Joumhouriah que los resultados de las reuniones con la delegación del FMI con las autoridades libanesas fueron positivas.

También señalaron que la delegación del FMI que abandonó Beirut este lunes informó que otro equipo de la entidad internacional viajará a El Líbano en cualquier momento si es necesario.

Las fuentes revelaron que la delegación «mostró plena cooperación con El Líbano».

Convergencia franco-saudita en cuanto al apoyo de El Líbano

En una posición notable, añade el diario, el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, anunció desde Riad que Francia está lista para apoyar a El Líbano financieramente, en un marco bilateral o multilateral.

Le Maire advirtió que no se deben mezclar la recuperación económica en el Líbano y los esfuerzos liderados por Estados Unidos para enfrentar a Irán en la región.

Por su parte, el ministro de Finanzas saudita, Mohammed Al-Jadaan, dijo que el Reino está en contacto con otros países para coordinar cualquier apoyo a El Líbano sobre la base de las reformas económicas.

Comentó a la prensa que el reino saudita apoyó y sigue apoyando al Gobierno y pueblo libaneses.

La delegación del FMI está «decepcionada»… Decisiones defectuosas y discrepancias en los fundamentos

En la calamidad financiera, económica y monetaria se nota «pérdida y confusión gubernamentales y decisiones defectuosas, así como discrepancias en los fundamentos», esa fue la conclusión inicial de la delegación del FMI al terminar su visita oficial a El Líbano, según fuentes familiarizadas.

Asimismo, explicaron al diario Nidaa al Watan que la delegación estaba «decepcionada porque no observó un plan de acción real hasta ahora» por parte de las autoridades libanesas, pero si hubo –indicaron– una actuación más cercana al “deseo de protegerse detrás del FMI para aprobar decisiones pre empaquetadas que no tocan el fondo de la crisis».

La analista Sabine Oweis escribió en An Nahar que «el apoyo internacional se ha condicionado a dos cosas básicas: comenzar la implementación de reformas en el sector de la electricidad en preparación para aprobar luego una canasta de otras reformas financieras y obtener la satisfacción del entorno árabe, que es el principal financiador de El Líbano. Las dos cosas no parecen estar disponibles hasta el día de hoy.

La mayoría de los embajadores europeos confirman la disposición de sus países para apoyar a El Líbano, siempre que las promesas se traduzcan en hechos concretos, de lo contrario no habrá cheques en blanco de hoy en adelante.

Solo Francia, entre los países occidentales, va en contra de la corriente. Y no es ningún secreto decir que el conflicto oculto al respecto no se limita a una posición política, sino que se relaciona con los intereses de las empresas francesas y estadounidenses en El Líbano, especialmente en el campo de la electricidad y el petróleo.

Otro analista, Johnny Mounayar, escribió en Al Joumhouriah que decir que acabo de llegar al palacio gubernamental podría convertirse en una barricada detrás de la cual el primer ministro Hassan Diab se escudará cada vez que pase por una prueba difícil, especialmente desde que el presidente Saad Hariri al parecer se está preparando para trabajar desde la oposición.

Se sabe que la visita de Hariri a los Emiratos Árabes Unidos tuvo el objetivo de lograr un entendimiento completo con las autoridades de dicho país. Y si se logra ese entendimiento, entonces visitará Arabia Saudita y se reunirá con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, y luego regresaría a El Líbano para liderar una oposición activa, que podría estar más cerca de la composición de la Corriente 14 de marzo y simularía las divisiones de la región.

Si no va a Arabia Saudita, esto significaría que el entendimiento no fue alcanzado, y por lo tanto él regresará para encabezar una oposición sin apoyo del entorno árabe del golfo.

(Visited 17 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus