Informe: (Israel) alimenta el fuego de la escalada entre EE.UU. e Irán

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, Al Mayadeen, 11 de enero de 2020—

De acuerdo con Akiva Eldar, columnista de Al-Monitor’s Israel Pulse, no se puede culpar al primer ministro interino de (Israel), Benjamín Netanyahu, por haberse saltado la línea para elogiar la «acción decidida, fuerte y rápida» del presidente Donald Trump en el asesinato del general iraní Qasem Suleimani.

Sostiene que casi nadie en el mundo está más involucrado en el conflicto entre Estados Unidos e Irán que el primer ministro israelí acusado de soborno, fraude y abuso de confianza.

Según Eldar, la señal para el deterioro de la diplomacia a la violencia que ahora amenaza con una conflagración en el Medio Oriente se dio con la decisión de Trump en 2018 de sacar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán y restaurar las sanciones contra ese país,  que posteriormente endureció.

Como el propio Netanyahu testificó, fue él quien convenció a Trump de retirarse del acuerdo de las potencias mundiales con Teherán.

Una fuente militar israelí de alto rango le dijo al también columnista de Al Monitor, Ben Caspit, el mes pasado que “Suleimani era experto en mantener al Líder Supremo de Irán, el ayatollah Alí Khamenei, alejado del Presidente iraní Hassan Rouhani y de los reformistas del país.

A juicio de Eldar, Suleimani probablemente no lo habría logrado sin la ayuda del dúo Trump-Netanyahu. “Su rechazo al acuerdo nuclear de 2015 y su negativa a exigir mejoras en el acuerdo en lugar de desecharlo debilitó a los pragmáticos de Irán. Entonces, Khamenei respaldó el acuerdo nuclear en su momento, anulando las objeciones de Suleimani.

Por tanto, comenta, en el juego de suma cero entre el campo pragmático y el de Suleimani, el resultado fue de un cero a favor de este último.

“A corto plazo, la eliminación de Soleimani de la arena de Oriente Medio en general, y de la anti-Israel en particular, puede socavar las capacidades operativas de Irán y las de sus aliados en la región”, agregó.

Sin embargo, en el mediano y largo plazo, la conducta de Estados Unidos (es difícil describirla como una política) le hace el juego a los sucesores de Suleimani y a sus socios en el frente norte de (Israel).

Las implicaciones estratégicas del asesinato de Suleimani, sugiere Eldar, deben ser examinadas de acuerdo a la escala de amenazas de Netanyahu.

“Para él, el programa nuclear iraní representa la etapa superior de la escala, la última amenaza a la existencia de Israel. Es difícil creer que sanciones más severas contra Irán, que no lo disuadieron de reanudar alguna actividad nuclear antes del asesinato, cambiarían su posición ahora que ha sido humillado para que todo el mundo lo vea”.

“Una segunda opción no parece más plausible que la primera. Es igual de difícil de asumir que los iraníes están seriamente preocupados de que incluso un presidente impredecible como Trump se arriesgue a una campaña militar en Oriente Medio mientras se embarca en una tensa campaña de reelección en su país.

“La experiencia con Corea del Norte también les ha demostrado que Trump sobresale más en el chirrido de los sables que en los sorteos. Demostraron su comprensión en la libertad que se tomaron para provocar a los estadounidenses acelerando su enriquecimiento de uranio”.

Para Eldar, queda una tercera opción: presionar a Estados Unidos para que congele las sanciones contra Irán y vuelva al acuerdo nuclear original, que goza de un amplio apoyo público estadounidense. Es probable que tal presión no surja de las oficinas del actual primer ministro de (Israel), pero es de esperar que Tel Aviv tenga pronto un nuevo gobierno más pragmático y equilibrado.

Por su parte, el exjefe de las Fuerzas de Defensa de (Israel), Gadi Eizenkot, ha rechazado las afirmaciones de que el acuerdo nuclear ha fracasado. Argumentó que, aunque el acuerdo no estaba libre de defectos, sí funcionó.

El general de División (Res.) Amos Gilad, por ejemplo, exjefe de la División de Investigación de Inteligencia Militar y de la Oficina de Asuntos Políticos del Ministerio de Defensa, también argumentó que los iraníes están manteniendo el acuerdo, por lo que no se debe intentar cancelarlo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo anteriormente que la inteligencia israelí «nos mostró claramente que, aunque el acuerdo no es perfecto, es preferible a la situación anterior».

También el mensaje de felicitación de Gantz (después del asesinato de Suleimani) elogió al presidente estadounidense por una «valiente decisión de liderazgo». Pero, pregunta Eldar: ¿fue esta la idea de una campaña electoral o una verdadera posición estratégica sobre la mejor manera de hacer frente a la amenaza nuclear iraní?

El comportamiento de (Israel) en la arena iraní es muy similar a su conducta en la palestina. En ambos casos, prefiere avivar los fuegos que refuerzan a los extremistas en lugar de apoyar a los pragmáticos que tratan de apagar las llamas, concluye Eldar.

Fuente : Al Monitor
(Visited 32 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus