Irak: Nueva jornada de manifestaciones en Bagdad y Karbala

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, Al Mayadeen, 6 de diciembre de 2019—

En Karbala, varios manifestantes resultaron heridos en el centro de la ciudad durante enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Los protestantes intentaron asaltar el edificio del gobierno local en el barrio de al-Baladiyah.

Una nueva jornada de manifestaciones comenzó en Bagdad, la capital iraquí, bajo el lema: “Apoyar la opción de manifestarse pacíficamente y expulsar a los saboteadores”.

Los manifestantes marcharon hacia la plaza de al-Tahrir desde las calles de Felestin, al-  Habibiya y Al-Shaab, y levantaron pancartas en apoyo de la autoridad religiosa, Sayyed Ali al-Sistani.

En Karbala, varios manifestantes resultaron heridos en el centro de la ciudad durante enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Los protestantes intentaron asaltar el edificio del gobierno local en el barrio de al-Baladiyah.

Una fuente médica en el Departamento de Salud de Karbala dijo que la policía antidisturbios utilizó gases lacrimógenos y bombas de sonido para dispersar a los indignados.

Paralelamente, el corresponsal de Al Mayadeen informó el lanzamiento de una importante operación militar llevada a cabo por la Movilización Popular y las fuerzas de seguridad iraquíes para perseguir a los remanentes de Daesh al oeste del desierto de Anbar.

Las fuerzas de Movilización Popular frustraron un ataque de Daesh contra un puesto de seguridad ubicado en las afueras de la aldea de al-Bukar, entre las provincias de Diyala y Salah al-Din.


Anticipan larga demora para designar primer ministro en Irak

Designar un primer ministro en Irak es tan complicado y llevar tanto tiempo que sustituir al saliente Adel Abdul-Mahdi puede esparcir más pólvora en las manifestaciones antigubernamentales en curso, estiman los analistas.

Por Constitución, deben cumplirse varios pasos que comienzan por la encomienda del presidente de escoger un candidato al bloque parlamentario mayoritario.

El designado corre a cargo de nominar a su equipo en un término de 30 días que requiere aprobación del Congreso, pero si hay rechazo, el presidente nombra a otro que debe formar su Gabinete en dos semanas.

Con posterioridad, ese escogido somete al Parlamento su propuesta de Gobierno y Ejecutivo y en caso de no aceptación, el presidente vuelve a designar otro candidato.

La ida y vuelta del proceso puede dilatar semanas o meses, a espaldas de una sublevación popular que hasta ahora tiene un saldo de unos 420 muertos y poco más de 16 mil heridos.

Las demandas de las manifestaciones son numerosas con una sola lograda, la renuncia del primer ministro Adel Abdul-Mahdi.

El bloque parlamentario Sairoon es el mayor en Irak, pero su jefe, el clérigo Muqtada al-Sadr, reveló que prefiere una votación pública para elegir al jefe de Gobierno.

«Hemos dicho una y otra vez sobre nuestro derecho a nombrar al primer ministro, pero tenemos el compromiso con los ciudadanos de que lo escojan ellos», declaró el diputado Mohammed Kaabi.

Aunque ese llamamiento fue bien recibido por las protestas, hay quienes se muestran escépticos.

«Queremos a los que son patriotas», dijo Haider Abdul-Zuhra, en nombre de los participantes en las expresiones de desobediencia civil que comenzaron el 1 de octubre último.

De otro lado, el diputado por la región autónoma iraquí del Kurdistán, Rozh Nuri Shaways, cree que no escogerán un sucesor de Abdul-Mahdi en el corto plazo.

«La creación de un nuevo gobierno para Irak no será fácil. Se tarda mucho. Anticipamos que Adil continuará presente en la escena política nacional por mucho tiempo», aseguró.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus