Benjamin Netanyahu acusado de tres cargos de corrupción

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 26 de noviembre de 2019–

El pasado jueves 21 de noviembre, el Fiscal General de Israel, Avichai Mandelblit, acusó formalmente por tres diferentes casos de corrupción, de larga data, al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Décadas atrás, Mandelblit fue asesor cercano del actual Primer Ministro, esto lo llevó a expresar de manera oficial ante los medios que era un día triste y difícil para él, pero que la aplicación de la ley era «su deber».

De inmediato, Netanyahu respondió a tales acusaciones en un discurso televisado, alegando que los cargos son falsos y que todo ese proceso legal corresponde a intentos para consumar un golpe de Estado.

Las causas judiciales contra el primer israelí son los siguientes:

  • Caso 1000: fraude y abuso de confianza. Se refiere a los beneficios materiales y de alto valor recibidos por Netanyahu, cortesía de Arnon Milchan, un productor de cine israelí de Hollywood, y James Packer, un multimillonario australiano, a cambio de acciones favorables para ambos.
  • Caso 2000: será tratado como el caso previo, pero con la diferencia que es Arnon Mozes, un empresario y accionista del grupo de medios Yedioth Ahronoth, el que está involucrado en un ajuste en la legislación, con apoyo de Netanyahu, para perjudicar a su principal competidor, el diario Israel Hayom. Todo esto a cambio de recibir una cobertura positiva.
  • Caso 4000: soborno, fraude y abuso de confianza. Corresponde a un acuerdo ilegal entre Netanyahu y Saul Elovitch, propietario de la compañía de telecomunicaciones Bezeq Telecom Israel. En resumen, Netanyahu otorgó favores regulatorios a la compañía a cambio de una campaña favorable para él y su familia.

Nótese asimismo que los medios de comunicación han direccionado, en paralelo, la narrativa de este proceso judicial a Netanyahu, con el proceso de impeachment contra su aliado Donald Trump, que desde inicios de este mes la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha iniciado formalmente la fase preparatoria al juicio político contra el magnate presidente.

En medio de un escenario político interno complicado, debido a que se ha llevado a cabo dos elecciones sin lograr la formación de gobierno en la Knesset (el parlamento israelí), Netanyahu se encuentra en el ojo del huracán, con un notable debilitamiento dentro de la Knesset frente al centrista y opositor Benny Gantz, y en adición a esta polémica acusación, es probable que se celebren nuevamente elecciones en diciembre.

Si bien Netanyahu puede permanecer en el cargo durante largos procedimientos legales, según la ley israelí, es un hecho que su fuerza política ha mermado, y así se abre la brecha a nuevas facciones políticas en la toma del poder en Israel de cara al próximo año.

Misión Verdad*

(Visited 7 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus