Manifiestan alarma por disminución de población palestina cristiana

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, Al Mayadeen, 4 de noviembre de 2019—

La población cristiana de Palestina está disminuyendo a un ritmo alarmante y según estimados recientes se redujo casi 10 veces en los últimos 70 años, a causa, principalmente de las políticas de (Israel) para adueñarse de sus territorios.

La información aparece reflejada en un artículo que publica el periodista y escritor Ramzy Baroud, en el sitio https://original.antiwar.com plantea que “la limpieza étnica de los cristianos palestinos de la que nadie habla”, es algo de lo cual los cristianos de Palestina y Sudáfrica dieron la voz de alarma en una conferencia en Johannesburgo el 15 de octubre.

Existen estimaciones variadas sobre cuántos siguen viviendo en Palestina en la actualidad, en comparación con el período anterior a 1948, cuando se estableció el Estado de (Israel) en lo alto de las ciudades y pueblos palestinos.

 

Un censo de población realizado por la Oficina Central de Estadística de Palestina en 2017 concluyó que hay 47 mil cristianos palestinos viviendo en Palestina, con referencia a la Cisjordania ocupada, Jerusalén oriental y la Franja de Gaza.

El 98 por ciento de los cristianos palestinos viven en Cisjordania -concentrados principalmente en las ciudades de Ramallah, Belén y Jerusalén- mientras que el resto, una pequeña comunidad cristiana de apenas mil 100 personas, viven en la asediada Franja de Gaza, precisa Baroud.

Al señalar que la crisis demográfica que aflige a la comunidad cristiana hace décadas se está gestando, el experto asegura que hace 70 años, Belén, el lugar de nacimiento de Jesucristo, era 86 por ciento cristiana.

 

Sin embargo, ejemplifica, la demografía de la ciudad cambió radicalmente, especialmente después de la ocupación israelí de Cisjordania en junio de 1967 y de la construcción del muro ilegal de apartheid israelí, que comenzó en 2002. Partes del muro, añade, debían cortar a Belén de Jerusalén y aislarla del resto de Cisjordania.

Gracias a esas políticas, sostiene, apenas el 13 por ciento del distrito de Belén está disponible para el uso palestino.

Baroud plantea que cada vez más asediados, los cristianos palestinos de Belén fueron expulsados en gran número de su ciudad histórica. Según la alcaldesa de la ciudad, Vera Baboun, a partir de 2016, la población cristiana de Belén se redujo al 12 por ciento, es decir, a sólo 11 mil personas.

Agrega el analista que las estimaciones más optimistas sitúan el número total de cristianos palestinos en toda la Palestina ocupada en menos del dos por ciento.

 

La correlación entre la disminución de la población cristiana en Palestina y la ocupación israelí y el apartheid debería ser inequívoca, como es obvio para la población cristiana y musulmana de Palestina por igual, asegura.

Un estudio realizado por la Universidad de Dar al-Kalima en la ciudad de Beit Jala, en Cisjordania, y publicado en diciembre de 2017, concluyó que «la presión de la ocupación israelí, las continuas restricciones, las políticas discriminatorias, las detenciones arbitrarias y la confiscación de tierras se suman a la sensación general de desesperanza entre los cristianos palestinos», que se encuentran en «una situación desesperada en la que ya no pueden percibir un futuro para su descendencia ni para ellos mismos».

Las afirmaciones infundadas de que los cristianos palestinos se marchan debido a las tensiones religiosas entre ellos y sus hermanos musulmanes son, por lo tanto, irrelevantes, subraya el también académico residente en el Orfalea Center for Global and International Studies de la Universidad de California en Santa Bárbara.

También solo el 2 por ciento de los cristianos palestinos viven en la empobrecida y asediada Franja de Gaza.
Cuando (Israel) ocupó Gaza junto con el resto de la Palestina histórica en 1967, se calcula que vivían en la Franja unos dos mil 300 cristianos.

Subraya que años de ocupación, guerras horribles y un asedio implacable pueden hacer eso a una comunidad, cuyas raíces históricas se remontan a dos milenios atrás.
Por otra parte, plantea Baroud, la estrategia de (Israel) se basa en la idea de que una combinación de factores – inmensas dificultades económicas, asedio y apartheid permanentes, la ruptura de los lazos comunitarios y espirituales – finalmente expulsará a todos los cristianos de su patria palestina.

Hay que entender que los cristianos palestinos no son extranjeros ni espectadores en Palestina. Han sido víctimas por igual como sus hermanos musulmanes, y también han desempeñado un papel importante en la definición de la identidad palestina moderna, a través de su resistencia, su espiritualidad, su profunda conexión con la tierra, sus contribuciones artísticas y su floreciente erudición.

No se debe permitir, subraya el analista, que (Israel) excluya a la comunidad cristiana más antigua del mundo de sus tierras ancestrales para que consiga algunos puntos en su profundamente perturbadora campaña a favor de la supremacía racial.


Fuente : Antiwar.com
(Visited 8 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus