Mike Pence viajará a Turquía para negociar un alto el fuego en Siria

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, HispanTV, 15 de octubre, 2019—

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, irá a Turquía a negociar un alto el fuego con el Gobierno turco a fin de que dejen de atacar a los kurdos en el noreste de Siria.

Un funcionario de la Casa Blanca ha asegurado este martes que Pence y el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, viajarán el miércoles a Ankara, capital de Turquía, para pedir al Gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan un acuerdo de alto el fuego negociado.

“La delegación, con Pence a la cabeza, reiterará el compromiso del presidente [de EE.UU., Donald] Trump de mantener las sanciones económicas a Turquía hasta que se alcance una resolución”, ha dicho la fuente, que desea permanecer en el anonimato.

Asimismo, ha agregado que se pretende mostrar al Gobierno turco que Estados Unidos “está molesto” con su ofensiva militar en Siria.

Trump, según el funcionario, conversó el lunes por teléfono con Erdogan y con el comandante general de las milicias kurdas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), Mazlum Abdi, para transmitirles su deseo de alcanzar un alto el fuego.

“Por alto el fuego, quiero decir que las fuerzas militares sobre el terreno deben dejar de moverse, las fuerzas turcas y las FDS”, insiste la fuente.

La delegación, con Pence a la cabeza, reiterará el compromiso del presidente [de EE.UU., Donald] Trump de mantener las sanciones económicas a Turquía hasta que se alcance una resolución”, dice un funcionario de la Casa Blanca sobre el viaje del vicepresidente de EE.UU. a Ankara, capital turca, para buscar un alto el fuego el noreste de Siria.

Siria refuerza su posición en el norte, a 10 km de tropas turcas | HISPANTV

Siria refuerza su posición en el norte, a 10 km de tropas turcas | HISPANTV

El Ejército sirio se ha hecho con el control de 1030 kilómetros cuadrados en el norte de Siria y está reforzando sus posiciones ante la ofensiva militar turca.

Turquía inició el pasado 9 de octubre una operación militar contra las Unidades de Protección Popular (YPG), una milicia que forma parte integrante de las FDS, afiliadas del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), que está en la lista negra de Ankara.

Ante tal despropósito turco, el Gobierno de Siria dijo que hará frente a la “flagrante agresión” por todos los medios legítimos; además, en conformidad con un acuerdo con los kurdos, ha desplazado fuerzas del Ejército a las zonas fronterizas atacadas por Turquía.

La agresión bélica turca empezó días después de que EE.UU. diera un giro de 180 grados a su estratégica alianza con las FDS y anunciara la retirada de las tropas estadounidenses del norte de Siria, una decisión que se interpretó como la luz verde de Trump a Turquía para que atacara a los kurdos. Estos, en reacción, acusaron a EE.UU. de darles una “puñalada por la espalda”.

(Visited 21 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus