Así reacciona Zarif ante acusaciones de Netanyahu: grita ¡el lobo!

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, HispanTV, 9 de septiembre de 2019—

El canciller iraní considera falsa alarma las acusaciones nucleares de Netanyahu, y advierte de que Israel no saldrá ileso si estalla una agresión contra Irán.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha amanecido este lunes con una nueva idea sobre Irán, acusándole, con mapas e imágenes Powerpoint, de haber construido un sitio nuclear “secreto” en el centro del país persa, donde pretendía fabricar supuestamente armas nucleares, pero lo “destruyó cuando supo que Israel lo había descubierto”.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha devuelto el golpe, diciendo que el régimen de Tel Aviv ha vuelto a gritar “¡el lobo!”, en un intento por distraer la opinión pública de quién es “el verdadero dueño de armas nucleares”.

“El dueño de las verdaderas armas nucleares grita ‘¡el lobo!’ sobre la presunta ‘demolición’ de un sitio (nuclear) en Irán”, se lee en un mensaje que Zarif ha dejado la misma jornada del lunes en su cuenta en Twitter.

El jefe de la Diplomacia iraní ha alertado de que la nueva acusación de Netanyahu podría ser preludio de una guerra similar a la que lanzó EE.UU. contra Irak en 2003, y se ha preguntado si recuerdan las “garantías” que había ofrecido Nentanyahu personalmente el año anterior, en 2002, de que una intervención militar en Irak “tendría reverberaciones positivas” en todo el Oriente Medio.

Sin embargo, “esta vez, él (Netanyahu) definitivamente no podría ponerse a un lado, mirando” una guerra eventual librada contra Irán, ha advertido Zarif.

El canciller persa ha denunciado que Netanyahu y el resto del “equipo B” buscan “una guerra” con Irán, sin importar la cantidad de sangre que sería derramada en caso de un nuevo conflicto armado. Además, ha recalcado Zarif, Washington tendría que gastar otros siete mil millones de dólares en guerras en la región.

El ‘Equipo B’, al que Zarif se refiere de vez en cuanto, está integrado por el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton; el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud; su homólogo emiratí, Muhamad bin Zayed Al Nahyan; y Netanyahu, apodado Bibi.

No es la primera vez que el premier del régimen israelí acusa a Irán de tener “plantas nucleares secretas”. Netanyahu afirmó el año pasado que Israel disponía de “pruebas concluyentes” de un plan secreto que Irán podía activar en cualquier momento para dotarse con la bomba atómica.

El vicecanciller de Irán para Asuntos Políticos, Seyed Abás Araqchi, se mofó entonces del primer ministro israelí, diciendo que creía que “hay alguien que ha despistado a Netanyahu. ¡Esta vez lo han mandado a Darquzabad!”.

Enseguida las redes sociales se llenaron de chistes de usuarios iraníes sobre la localización mencionada por Netanyahu, por ser Turquzabad (que existe, cerca de la capital iraní, Teherán), del que se deriva la palabra ‘Darquzabad’, uno de los nombres con que se alude en persa, de manera jocosa, a un lugar remoto cualquiera, sin importancia y poco desarrollado. Muchos sugirieron que alguien les había jugado una mala pasada a los servicios de inteligencia israelíes.

Israel es el único poseedor de armas atómicas en Oriente Medio, que nunca ha permitido inspección alguna de sus instalaciones atómicas y hace oídos sordos a los llamados internacionales a que se adhiera al Tratado de No Proliferación (TNP). Organismos independientes estiman que el régimen cuenta con entre 200 y 400 ojivas atómicas.

(Visited 18 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus