La Iglesia dice que hay pruebas que demuestran la corrupción en la adquisición de las propiedades de Jerusalén por parte de los colonos

La Iglesia dice que hay pruebas que demuestran la corrupción en la adquisición de las propiedades de Jerusalén por parte de los colonos

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 8 de agosto de 2019—

La denuncia también alega que Ateret Cohanim “obstruyó la justicia a través del perjurio y el encubrimiento deliberado de documentos”.

El Patriarcado Ortodoxo Griego en Jerusalén presentó ayer una demanda en un tribunal israelí “buscando revocar una sentencia judicial de que tres propiedades ubicadas estratégicamente en la Ciudad Vieja de Jerusalén habían sido vendidas legalmente por la iglesia a la organización judía Ateret Cohanim”, informó Haaretz.

La demanda afirma que “nuevas pruebas muestran que la venta de las propiedades estuvo contaminada por la corrupción por parte de los representantes de Ateret Cohanim”, que trabaja para aumentar la presencia de los colonos en la Jerusalén Oriental ocupada, y que su “conducta fue equivalente a la de un organización criminal”.

La nueva acción legal busca la reapertura de un veredicto del tribunal de distrito a la luz de las recientes pruebas, después de una decisión de junio del Tribunal Supremo de Israel que confirmó la resolución anterior.

La resolución original “encontró problemas en la venta de la propiedad, pero dictaminó que la iglesia no había demostrado que las transacciones fueran producto del soborno o la corrupción”, informó Haaretz.

Ateret Cohanim ya ha “exigido la posesión de los tres edificios, incluidos los dos grandes edificios hoteleros, el New Imperial Hotel y el Hotel Petra, con vistas a la Puerta de Jaffa, y el desalojo de los palestinos que actualmente poseen las instalaciones”.

Según los informes, la nueva demanda cita el testimonio de un ex gerente de dos hoteles de Jerusalén, que admitió haber aceptado dinero de Ateret Cohanim “para persuadir a los inquilinos palestinos protegidos en Petra para que vendan sus derechos a la organización judía sin ánimo de lucro”.

La demanda alega que este testimonio refleja acciones por parte de Ateret Cohanim que son “increíbles por su gravedad” y que incluyen “fraude, falsificación de documentos presentados en el tribunal y soborno, incluido el supuesto intento de soborno sexual”, dijo Haaretz.

La denuncia también alega que Ateret Cohanim “obstruyó la justicia a través del perjurio y el encubrimiento deliberado de documentos”.

Fuente: Middle East Monitor en Español

 

(Visited 10 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus