Cuando Israel bombardea a los discapacitados palestinos

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, PALESTINALIBRE.org, 23 de julio de 2019—

La Unión General de Palestinos Discapacitados brindó servicios a más de 1,000 personas con discapacidades, incluyendo alrededor de 80 personas que resultaron heridas durante la Gran Marcha del Retorno, 24 de las cuales habían sido amputadas. La tarde del 5 de mayo, Israel bombardeó el edificio Zoroub en Rafah, en donde estaba ubicada sus instalaciones.

Nasser al-Buhaisi acababa de graduarse de la universidad.

El joven de 22 años se licenció en derecho religioso en la Universidad Al-Azhar de Gaza en junio. Un día después, murió.

Al-Buhais se convirtió en una persona con discapacidad debido a un accidente de tráfico en 2006. Había estudiado mucho a pesar de estar en cuidados intensivos.

Su determinación me hizo reflexionar sobre la situación que enfrentan las personas con discapacidad en Gaza. La situación nunca es fácil, pero se vuelve mucho más difícil cuando Israel ataca servicios vitales, como lo hizo hace unos meses.

En la tarde del 5 de mayo, Israel bombardeó el edificio Zoroub en Rafah, la ciudad más al sur de Gaza. La Unión General de Palestinos Discapacitados estaba ubicada en un piso del edificio.

Aproximadamente 50 personas recibieron instrucciones de evacuar ese piso antes de que ocurriera el bombardeo.

Bassam Abu Obaid fue el último de la unión en abandonar el edificio. “Estaba terminando algunos trabajos de madera y no quería irme”, comentó.

Poco después de salir del lugar, Israel atacó el edificio con bombas guiadas fabricadas por la firma de Chicago Boeing. Aunque todas las personas que utilizaban los servicios administrados por la Unión General de Palestinos Discapacitados habían logrado salir a salvo, otras tres personas murieron en el edificio.

“Asesinado dos veces”

La destrucción hizo que Abu Obaid recordara el año pasado cuando un francotirador israelí le disparó cuando participaba en la Gran Marcha del Retorno de Gaza.

“Me sentí como si me hubieran matado dos veces”, explicó. “Tenía una vida allí en el edificio Zoroub”.

A Abu Obaid le amputaron una de sus piernas desde la rodilla hacia abajo como resultado de la lesión que le infligió un francotirador israelí. Un médico le comunicó que Israel había utilizado una bala explosiva y eso era “considerado como un crimen de guerra”, señaló.

Para empeorar las cosas, a Abu Obaid se le negó el permiso para viajar para recibir tratamiento en Israel. Como alternativa, fue a Egipto, donde se realizó la amputación.

Cuando regresó a Gaza, un amigo le sugirió que se uniera a la Unión General de Palestinos Discapacitados. Pronto, Abu Obaid fue un miembro activo, dando clases de carpintería artística.

“Ser miembro de la unión me dio la oportunidad de superar lo que Israel destruyó dentro de mí”, explicó. “Me ayudó física y psicológicamente. Pero desafortunadamente, eso no duró mucho. Ahora todo se ha ido”.

Yasmin Abed y Bassam Abu Obaid en las oficinas destruidas de la Unión de Palestinos con Discapacidades en Rafah, sur de Gaza. Abed Zagout

El sindicato brindó servicios a más de 1,000 personas con discapacidades en Rafah. Incluían alrededor de 80 personas que resultaron heridas durante la Gran Marcha del Retorno, 24 de las cuales habían sido amputadas.

Yasmin Abed, jefe de la oficina del sindicato en Rafah, dio las instrucciones para irse. “Si nos hubiéramos demorado un poco en evacuar el edificio, se hubiera llevado a cabo una verdadera masacre”, señaló. “Escuché por los vecinos que los israelíes dispararon cuatro cohetes contra los edificios, sin ninguna advertencia”.

El edificio Zoroub fue bombardeado en una ofensiva israelí contra varias partes de Gaza. Veinticinco palestinos fueron asesinados durante esa ofensiva, que duró más de 48 horas.

Israel ha afirmado que la ofensiva estaba dirigida a grupos armados. En el pasado, la Jihad Islámica tenía oficinas en el edificio Zoroub. Sin embargo, una investigación realizada por B’Tselem, una organización israelí de derechos humanos, encontró que las oficinas habían sido desocupadas nueve meses antes.

Una investigación realizada por Human Rights Watch concluyó que no había evidencia de que el edificio fuera utilizado por grupos armados en la época del ataque de Israel.

El hecho de que Israel haya causado un inmenso daño a una organización benéfica que trabaja para personas con discapacidades se omitió en la mayoría, si no en todos, los informes de los medios de comunicación de la ofensiva de mayo.

“Impotente de nuevo”

El ataque al edificio Zoroub tuvo profundas consecuencias personales para Yasmin Abed. Había sido nombrada jefa del sindicato en Rafah sólo seis meses antes.

Desde que asumió ese cargo, ella había transcrito y comenzado a implementar planes para beneficiar a las personas con discapacidades a través de un mayor apoyo psicológico y alentando su participación en pequeñas empresas.

Abed se sorprendió tanto después del ataque que se quedó en el interior durante los siguientes tres días. Cuando se sintió lo suficientemente fuerte como para aventurarse hacia sus antiguas oficinas, se sorprendió por la cantidad de equipo destruido.

Ella estima que el daño infligido a la unión llegó a $ 25,000.

Abed está decidido a reanudar el trabajo del sindicato en Rafah. En este momento, ella está buscando una oficina desde donde ella y sus colegas puedan trabajar.

Muntasir Mahmoud se transformó en una persona con discapacidad, luego de caer desde el techo de su casa al este de Rafah hace cuatro años.

Entró en una profunda depresión cuando se dio cuenta de que ya no podía caminar. Durante el año 2016, algunos de sus amigos lo convencieron de unirse al sindicato, donde recibió asesoramiento.

“Mi vida cambió en esa unión”, explicó. “Incluso había comenzado a dar apoyo psicológico a otras personas. No tengo idea de cómo vivir ahora sin la unión. Aquí vuelvo a la cama en mi cuarto oscuro. Me siento impotente de nuevo “.

Acerca del autor: Sarah Algherbawi es una escritora y traductora independiente de Gaza.

Fuente Original: When Israel bombed disabled Palestinians

Fuente: Sarah Algherbawi, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Sarah Algherbawi – The Electronic Intifada

(Visited 10 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus