Los Emiratos Árabes Unidos empezaron a retirar parte de sus fuerzas de Yemen, país donde combaten contra los hutíes del movimiento Ansar Alá.

Los Emiratos Árabes Unidos empezaron a retirar parte de sus fuerzas de Yemen, país donde combaten contra los hutíes del movimiento Ansar Alá.

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 9 de julio de  2019—

«Hace unos días, las fuerzas de los Emiratos Árabes Unidos, que se consideran el principal socio de Arabia Saudí en la coalición árabe en Yemen, retiraron sus unidades estacionadas en la capital temporal, Adén», dijo la fuente.

Agregó que los Emiratos Árabes Unidos redujeron sus fuerzas en la provincia de Al Hudaida, en la ciudad de Moca en la gobernación de Taiz, así como en la ciudad de Marib.

La ONU advierte de un total de 500.000 muertos por el conflicto en Yemen para 2022

Precisó la reducción de las fuerzas de los Emiratos Árabes Unidos comenzó simultáneamente con la llegada de refuerzos militares de Arabia Saudí y Sudán a Adén.

La semana pasada, el diario The Wall Street Journal comunicó citando a funcionarios occidentales que las autoridades de los Emiratos Árabes comenzaron a retirar del país tanques y helicópteros, así como a evacuar a cientos de militares, incluidos los que se encontraban cerca del puerto de Al Hudaida.

El periódico asegura que ese paso de Abu Dabi es una respuesta a las recientes tensiones entre Teherán y Washington, que podrían provocar un ataque de Irán contra el principal aliado de EEUU en la región en caso de una ofensiva del presidente estadounidense, Donald Trump, dirigida contra el país persa.

Las autoridades de Emiratos Árabes se negaron a comentar la noticia, y se desconoce cómo reaccionarán ante la misma Arabia Saudí y los demás miembros de la coalición árabe.

Yemen vive desde 2014 un conflicto armado entre los partidarios del presidente legítimo, Abdo Rabu Mansur Hadi, y los hutíes.

En marzo de 2015, intervino en el conflicto del lado del Gobierno yemení una coalición encabezada por Arabia Saudí e integrada mayormente por países del golfo Pérsico.

Las fuerzas gubernamentales lograron recuperar el control de Adén, capital del sur del país, pero los combates por el resto de las provincias yemeníes continúan.

En diciembre de 2018 los bandos del conflicto en Yemen celebraron en Suecia negociaciones auspiciadas por la ONU, cuyos éxitos principales fueron la retirada de las tropas del puerto de Al Hudaida, que desde julio pasado ha sido escenario de combates, y el establecimiento de una tregua en la zona.

Pese a los acuerdos alcanzados en Estocolmo, la retirada real de las fuerzas de la ciudad y el cese de las hostilidades no sucedieron.

La guerra en Yemen ha costado la vida a más de 91.600 personas, estima la ONG Acled (por las siglas en inglés de Armed Conflict Location & Event Data Project) que recopila y analiza información sobre la violencia política y las protestas en todo el mundo.

 

(Visited 22 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus