Un enfermero español en Gaza: ‘Cuando se enteraron de que había un equipo operando, nos traían a gente de los pueblos’

Un enfermero español en Gaza: ‘Cuando se enteraron de que había un equipo operando, nos traían a gente de los pueblos’

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 12 de junio de 2019—

Javier Siles es enfermero en Cuidados Intensivos y trabaja en el Hospital HLA Mediterráneo de Almería. Hace un año le surgió la oportunidad de viajar a Gaza (Palestina) para participar en una expedición sanitaria con un equipo de cirugía vascular.

Javier Siles es enfermero en Cuidados Intensivos y trabaja en el Hospital HLA Mediterráneo de Almería. Hace un año le surgió la oportunidad de viajar a Gaza (Palestina) para participar en una expedición sanitaria con un equipo de cirugía vascular. “Hubo un llamamiento desde Palestina porque había una gran cantidad de heridos de bala, sobre todo en miembros inferiores, y estaban haciendo un montón de amputaciones. Nos pidieron que fuésemos para intentar arreglar lo que pudiésemos y fuimos dos cirujanos vasculares, un anestesista y yo como enfermero instrumentista”, recuerda Siles.

El conflicto bélico palestino-israelí data de 1948, cuando los árabes intentaron evitar la creación del nuevo estado y fueron derrotados. En todos estos años las revueltas y enfrentamiento no han mejorado y lejos de solucionarse, la tensión está más viva que nunca. Centenares de heridos se amontonan en la Franja de Gaza sin posibilidad de tener una atención sanitaria más allá de la ayuda humanitaria que reciben y de los hospitales que allí existen. Salir de esa frontera para ellos es imposible y, por eso, de la mano de la ONG Fondo de Ayuda para Niños Palestinos, este equipo del hospital almeriense pudo acceder a la zona para ayudar. “Tuvimos problemas a la hora de cruzar la frontera entre Israel y Palestina, pero una vez allí no tuvimos sensación de peligro en ningún momento. Estuvimos en un hospital atendiendo a heridos de bala y cuando se enteraron de que había un equipo de vascular empezaron a traer a gente de pueblos”, cuenta el enfermero.

Equipo sanitario en Gaza.

Lo que sí tiene en su memoria fue toda la burocracia que tuvieron que llevar a cabo para cruzar los pasos fronterizos, con interrogatorios y petición de permisos incluidos. “Vas con la sensación de que aquello es un campo lleno de yihadistas, pero nada más lejos de la realidad. Son gente normal, superamable, que sólo quiere trabajar y vivir en paz”, subraya. De su función allí considera que es muy importante este tipo de acciones y se las recomienda a todos sus compañeros. “Repetiré y, además, la idea es volver porque hicimos mucha cirugía vascular abierta, pero queremos volver para continuar”, afirma.

Y sobre el conflicto, Siles apunta que viene de lejos y sólo puntualiza algo: “Los cirujanos con los que trabajábamos no tienen ni la posibilidad de ir a una conferencia fuera de Palestina aunque les inviten. Viven en una cárcel de 80 km y al final es lo que hay, cuando tienes así a la gente, se acaban radicalizando”.

(Visited 27 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus