Palestina, el experimento de la guerra infinita. Solidaridad, el gesto humano que le pone fin

Palestina, el experimento de la guerra infinita. Solidaridad, el gesto humano que le pone fin

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente,Ramón Pedregal Casanova*, 18 de mayo de 2019—

“Con los dientes. / Defenderé cada palmo de tierra de mi patria. / Con los dientes./ Y no aceptaré otro en su lugar. / Aunque me dejen / colgando de las venas de mis venas.” Poema “Con los dientes”. Autor el gran poeta palestino Tawfiq Zayyad.

En la geografía está la economía, las riquezas que el gran capital necesita poseer para seguir dominando el mundo. Espero que ustedes sepan valorarlo, entonces se convencerán de los objetivos de semejante enemigo, y del valor del Pueblo Palestino y su Resistencia en la encrucijada actual del mundo. Conforme el imperialismo estadounidense ve más difícil su dominio por los procesos de vida fuera de su dominio, multiplica las injerencias, fomenta los ejércitos de mercenarios, se emplea en el robo de capitales circulantes de los países que no le obedecen, aplica sanciones económicas, bloquea la economía y el comercio, persigue a empresas y personas, e incumple sistemáticamente las leyes de Derecho Internacional para imponer las que crea por si mismo representando a sus intereses más reaccionarios. Esto por lo que se refiere a los objetivos de la clase dominante estadounidense. Por lo que se refiere a Palestina y su Resistencia debe saberse que el territorio ha sido convertido en el campo de experimentación de lo que es una guerra sin fin, una guerra sistemática, que dura ya 71 años, que es el proyecto aplicado del imperio para crear zonas que no puedan despegar , territorios ricos sin salida para llevarse su riqueza. Su experimento en Palestina ha servido, además, para desestabilizar Oriente Medio, ahí tenemos como ejemplo las numerosas guerras que ha creado. Bajo su desarrollo guerrero hace crecer y registra el terror, para lo que el empleo de fuerzas contra la población ha servido de entrenamiento cuyos resultados luego traslada a otras áreas del planeta que presentan movimientos de crítica, denuncia o rebelión. El terror en Palestina encuentra el respaldo que lo quiere hacer natural el 15 de Mayo de 1948, instalación del ente sionista como Estado, y expulsión del Pueblo Palestino, con todos los elementos terroríficos conocidos sin que las Naciones Unidas, que habían entregado más de la mitad de Palestina al sionismo financiero, hiciese nada por impedirlo. Respetaban el crimen. El terror tiene infinidad de ejemplos, pero me voy a referir a uno de los últimos que he conocido. Entre los miles, cientos de miles, millones de estos actos criminales, permitan que les exponga el caso del muchacho al que conocimos en el Congreso celebrado recientemente en Bruselas en Defensa de los Prisioneros Palestinos: salía de su casa y le dispararon 8 balas en una pierna. Querían capturarle, iban a por él. Se lo llevaron herido y lo metieron en prisión, y en la prisión le amputaron la pierna. Llamaban constantemente a la familia aterrorizándola, amenazándola, y en una de las llamadas les dijeron que recibirían un regalo: el regalo fue la pierna que habían amputado a su hijo. No es más que un ejemplo de lo que los sionistas llevan haciendo desde su ocupación de Palestina. Nos quieren aleccionar con un mandato moral fruto de su publicidad que se hace pensamiento del tiempo que nos ha tocado: no mirar a Israel, a su creación financiera con fin colonial, como una herramienta contra la existencia de un pueblo, contra el derecho de todos los pueblos. Para ello disponen de multitud de medios, uno de ellos es darle un barniz que distorsione la visión de quien mira, mostrando una superficie con historia y anécdotas mitológicas inventadas que se superponen al conocimiento científico histórico, y lo acompañan con el mayor de los desprecios hipócritas hacia la víctima: su maldad, un término moral en si mismo y que también define sus actos, la propagan como una necesidad, como una norma de la naturaleza. El imperialismo y el neocolonialismo quieren decirnos que no es tan malo asesinar a todo un pueblo si es para implantar un negocio capitalista al que pretenden que se le llame Estado, con el fin de hacerlo pasar por un establecimiento legal, pues van a disponer de tal aparato empresarial con articulación de leyes, normas y funciones. ¿Qué clase de Estado es el israelí?: Permitir como normal semejante trato nos degrada a todos los seres humanos. Sólo para los sionistas es lo normal, en su filosofía los seres humanos somos goyim, gentiles, ajenos, seres inferiores. Una buena explicación sobre el término la encontramos en la siguiente nota, aparecida en rebelion.org:

Lee el Talmud, goyim Manuel F. Trillo Rebelión El Talmud es la ley oral (escrita ya) para los judíos, y en ese texto como en la Torah aprenden los niños en la Escuela Primaria en Israel. ¿Pero qué es lo que se enseña a los niños de Primaria actualmente en las escuelas de Israel?: el Ministerio de Educación lo ha incluido en su programa del curso 2005-2006 y deben aprender de memoria el texto que figura en la entrada del Parlamento (Kneset). Dice así: “La compasión hacia un no judío está prohibida, si le ves caer en un río o estar en peligro, te está prohibido salvarle porque todas las naciones son enemigas de los judíos y cuando un no judío entra en un foso, el judío debería cerrar el foso sobre él con una gran piedra, hasta que se muera, para que los enemigos pierdan un miembro y los judíos puedan preservar su sueño de la Tierra Prometida, ¡el Gran Israel!”. Está extraída del Talmud –más importante que la Torah- y ahí se enseña lo siguiente: “asesinar a un no judío siempre que sea posible es una obligación. Un judío es un pecador si puede asesinar a no judíos pero no lo hace. Asesinar a los no judíos agrada a Dios, porque la carne de los no judíos es la carne de asnos y su esperma es el esperma de animales” (goyim en hebreo, es decir todos nosotros, los no judíos). Creo que con estos mimbres se entiende lo que ocurre en el democrático Estado Judío de Israel. Quizás por eso, asesinar civiles no les preocupa, para ellos son goyms, “ganado” “animales”, y tanto les da que les da lo mismo, desde esa ideología que a nadie extrañe lo que le espera al mundo oriental y occidental. Cito el Talmud, no quiero que se me malinterpete, interpreta tú mismo, y recueda que esto enseñan a los niños en la Primaria: “Considera al Goyim como un animal bestial y feroz, y trátalo como tal. Pon tu celo y tu ingenio en destruirle.” (Tomo 3, libro 2, cap. 4, art. 5); “Lo que un judío robe a un goyim se lo puede quedar.”) ; “El goyim es una basura; un excremento.” (Schulkhan Arukh, con las palabras del Rabí Josef Caro); “Todo los niños no judíos son animales.” (Yebamoth 98a); “Vosotros israelitas sois llamados hombres, mientras que las naciones del Mundo no son de llamarse hombres, sino bestias.” (Baba mezia, 114 c.1); “Allí donde lleguen los judíos deberán convertirse en patrones, y hasta que no logremos el dominio absoluto, debemos considerarnos como exiliados y prisioneros; hasta que no nos hayamos apoderado de todo, no debemos cesar de gritar: ¡ay, qué tormento! ¡ay, qué humillación!” (Sanhedrín fol. 104, c.1) “Las almas de los no judíos provienen de espíritus impuros y se llaman cerdos.” (Jalkut Rubeni Gadol, 12 b); “El mejor de los gentiles debe ser asesinado”. (Tractates menor, Soferim 15, Regla 10). “Asesinar un goyim es lo mismo que matar a un animal salvaje.” (Sanhedrín 59 a). “¿Qué cosa es una prostituta? Toda mujer no judía” (Eben ha Ezer, 6, 8); “Las mujeres no judías son burras” (Berakoth 58 a). Sigue leyendo por tu cuenta, es muy instructivo. Israel es un ente fundado con el dinero del gran capital, que por no tener historia es inventado sobre la mitología religiosa, y al que sus representantes han declarado finalmente Estado Nación Judío, sólo para judíos, y ni siquiera sólo para judíos pues tienen que ser “blancos”, a los que han emigrado de países con otro color de piel los tienen segregados y los expulsan. Es un régimen nacionalsionista, sionazi, para blancos como lo fue Sudáfrica, a la que llamaban Nación Blanca. Con ello quieren aniquilar a los que no lo son, eso es el apartheid. Sus colaboracionistas dedican dinero y tiempo a proteger al régimen que desde su creación se encuentra fuera del Derecho Internacional, que actúa contra los Acuerdos internacionales, que no ha cumplido ninguna de las Resoluciones de la ONU. Sus colaboracionistas ocultan que es el brazo del imperio estadounidense en busca del desorden y la destrucción de la paz en Palestina y la región, porque en la desestabilización de la zona avanzan los intereses más miserables contra la humanidad y los pueblos. Sus colaboracionistas callan que el régimen sionista aplica más de 60 leyes racistas contra la identidad Palestina. Sus colaboracionistas intentan en estos días vendernos el festival de Eurovisión para cubrir a Israel de permisividad, un ente ficticio que ni siquiera se encuentra en Europa. En 2014 Israel, tras su agresión a Gaza causando más de 1.300 muertos y más de 6.000 heridos, cifras mostradas por la ONU, fue declarado “Estado terrorista” por Bolivia. Entonces, el Presidente Evo Morales añadió “Israel no es garante de los principios de respeto a la vida y los preceptos elementales de los derechos que rige la convivencia pacífica y armoniosa de nuestra comunidad internacional”. Cuando fracasa la Ley Internacional, el Derecho, la mínima justicia, lo importante es la solidaridad más humana ante semejante Estado, tan peligroso que hasta quiere arrebatar todo el territorio de Palestina aplastando aquel principio que las Naciones Unidas le asignó en 1948, y EEUU quiere firmarle tal crimen con el nombre de Acuerdo del siglo. En la fecha del 15 de Mayo con mis palabras no conmemoro la NAKBA, la Catástrofe, los millones de refugiados y todas las desgracias ocasionadas al Pueblo Palestino, pongo por delante la valentía, el coraje, el rigor en la lucha del Pueblo Palestino, y me siento orgulloso de defender a ese pueblo que a pesar de todo lo que han echado sobre él, tiene hombres, mujeres, niños, ancianos, que estén donde estén enarbolan la bandera Palestina, levantan la Resistencia ejemplar frente al invasor y lo hacen desde el primer día de manera constante, a ella me uno. He tratado con Palestinos refugiados en campos, exiliados en diferentes países, testigos en primera persona del holocausto Palestino, y todos afirman que un día se hará justicia y volverán a su tierra y a sus casas, como dicta la Resolución 194 de las Naciones Unidas, que defiende el derecho al retorno. Bien conocida es la lucha que se sostiene desde Gaza. Saludo la firmeza ejemplar de quienes se han quedado en lo que se quiere llamar Israel, aunque todos los días se ven bajo la represión, bajo la limpieza étnica, bajo los ataques de los colonos y el ejército de ocupación para que se marchen, sometidos a una vida sin derechos, sin poder salir de su barrio, de su ciudad, de su territorio, sin poder construir casas, escuelas, sin poder comunicarse con otros en ciudades y pueblos. Este enemigo no es sólo de los Palestinos como colectivo o individualmente, es el enemigo de todos nosotros, pueblo y pueblos. Vean la necesidad de la unidad ante el imperialismo y el neocolonialismo, vean Venezuela, Cuba, Nicaragua, … ¿a quien tienen delante como tiene el Pueblo Palestino? O estamos con el Derecho Internacional, con un mundo en paz, o estamos al lado de los enemigos de la paz. Les pido a ustedes que emprendan un trabajo internacionalista participando en el boicot a Israel, a Eurovisión, que participen en las concentraciones, en la denuncia, en la argumentación, y que nadie se deje engañar cuando difunden las falsas noticias de las que ellos son padre y madre por sus medios de propaganda. Les pido que nombren con contundencia al enemigo del mundo, donde debe imperar la justicia. Les pido que señalen en todas partes al imperialismo y al sionismo. Un pilar básico, principal, para conseguir ese mundo deseado por todos es Palestina, que Palestina tenga soberanía, independencia, no dos Estados. Les pido se unan a la denuncia, al boicot, para que los gobiernos occidentales cumplan con sus obligaciones en el Derecho Internacional, en los Acuerdos de Ginebra, en los Derechos Humanos, y pongan ante la Justicia al ente sionista, de apartheid. Les pido que trabajen con la solidaridad Palestina, para que el enemigo de todos abandone la ocupación, se vaya de los asentamientos coloniales, regresen los refugiados y consigamos la libertad para los Prisioneros Palestinos. Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: “Gaza 51 días”, “Palestina. Crónicas de vida y Resistencia”, “Dietario de Crisis”, “Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero”, y “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista (FAI).

 

(Visited 23 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus