Unicef: Niños en Yemen, los que más sufren con el conflicto

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, Prensa Latina, 15 de mayo de 2019—

En Yemen y en cualquier conflicto, los niños son los primeros y los que más sufren, recalcó hoy la directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Henrietta Fore.

Al intervenir en una sesión del Consejo de Seguridad dedicada a analizar la situación en ese país, afectado por un conflicto de larga data, hizo un llamado a proteger a 15 millones de niños que sufren debido a la guerra allí.

Ellos necesitan que salves sus vidas, ellos necesitan la paz, expresó la alta representante de la Unicef al órgano de 15 miembros.
Desde que comenzaron los combates en Yemen hace cuatro años, siete mil 300 niños han sido asesinados o heridos de gravedad y estos son solo las cifras verificadas: los números reales debe ser aún más altos, lamentó.

Las confrontaciones continúan en 30 zonas de conflicto activo, las cuales son el hogar de más de un millón de menores de edad y cada día, al menos otros ocho niños serán asesinados, heridos o reclutados para la lucha, advirtió.

Cada 10 minutos, otro niño morirá por una causa prevenible, por ejemplo, enfermedades como el cólera y la diarrea aguda, o debido a la desnutrición, continuó.

Además, la ONU ha verificado el reclutamiento y el uso de más de tres mil niños por las partes en conflicto desde el inicio de las confrontaciones, aunque lo más probable es que la cantidad sea mayor, señaló.

Todo esto es una violación flagrante y escandalosa del derecho internacional, subrayó.

Más de dos millones de niños yemenitas están fuera de la escuela y uno de cada cinco centros de enseñanza fueron dañados o destruidos, un gran golpe para el potencial futuro de esos menores de edad, indicó.

‘Debido a la falta de alimentos, 360 mil niños sufren de desnutrición aguda severa. De hecho, la mitad de los niños menores de cinco años en Yemen, 2,5 millones, están atrofiados y ese retraso en su crecimiento es irreversible.’

Fore habló del horror que experimentan los niños que son atacados en sus propias escuelas y hogares, el daño a sus vidas y a sus mentes.

Si bien el alto el fuego se mantiene en Hodeida, informó, otras áreas del país experimentan mayor violencia, mientras aumenta el número de hospitales, clínicas y sistemas de agua que están en ruinas.

La economía en Yemen va en caída libre y suministros vitales como agua y comida escasean cada vez más. En resumen, dijo, los sistemas que cada niño y su familia necesita están fallando.

Asimismo, la directora ejecutiva de la Unicef cuestionó que la comunidad internacional permita que toda una generación, e incluso las siguientes, sean sometidas a un futuro sombrío.

Yemen está al borde del abismo, debemos proteger a la infancia de ese país y hace falta una solución que ponga a los niños en primer lugar, insistió.

En ese sentido, se refirió a los esfuerzos de la Unicef y otras agencias humanitarias de ONU para abordar la alarmanete situación.

(Visited 13 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus