Arabia Saudita: Dos petroleros habrían sido gravemente afectados tras un presunto «acto de sabotaje» frente a las costas de los Emiratos

Arabia Saudita: Dos petroleros habrían sido gravemente afectados tras un presunto «acto de sabotaje» frente a las costas de los Emiratos

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 13 de mayo de 2019—

Riad insta a la comunidad internacional a proteger la seguridad de la navegación.

Este lunes, el ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid Al-Falih, afirmó que un «acto de sabotaje«, cometido el pasado domingo cerca de las costas de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), causó daños significantes a dos petroleros de su país.

Uno de los barcos se dirigía hacia el puerto de Ras Tanura para ser cargado con crudo de la compañía estatal Saudi Aramco, destinado a clientes en EE.UU., detalló el alto funcionario.

Agregó que el ataque no dejó víctimas o derrame alguno.

La comunidad internacional comparte la responsabilidad de proteger la seguridad de la navegación marítima y de los petroleros, indicó Al-Falih.

Previamente, el ministerio de Exteriores de Emiratos Árabes Unidos señaló  que el mismo día cuatro buques comerciales fueron objeto de «operaciones de sabotaje» cerca de las aguas territoriales del país, sin precisar la naturaleza del sabotaje ni las nacionalidades de los barcos.

El incidente ocurrió cerca de uno de los centros de abastecimiento de combustible más grandes del mundo, el emirato de Fujairah, que se encuentra a las afueras del estrecho de Ormuz. Este estrecho es una ruta global de transporte de petróleo y gas que separa a los Estados del Golfo e Irán.

El analista internacional Rolando Dromundo sostiene que «la credibilidad de Arabia Saudita no es que esté en su mejor momento» y antes de hacer denuncias hace falta esclarecer todas las circunstancias de lo sucedido. «Creo que primero habría que tener claro exactamente qué tipo de ataque fue, qué tipo de armas utilizaron, cómo fue, hubo víctimas, no hubo víctimas», comentó Dromundo a RT.

Fuentes occidentales informaron que intentan acusar a Irán de los presuntos hechos señalaron que «medios iraníes y libaneses habían emitido horas antes reportes falsos de explosiones en el puerto de la ciudad. Las autoridades emiratíes han rechazado entrar en detalles sobre la naturaleza del sabotaje o decir quién podría ser responsable».

Por otra parte, echando más gasolina al fuego, Estados Unidos ha advertido a las embarcaciones de que «Irán o sus aliados» podrían atacar al tráfico marítimo en la región. Washington ordenó el despliegue de un portaaviones y bombarderos B-52 al Golfo Pérsico para contrarrestar las amenazas de Teherán.

Poco después del anuncio saudí, el Ministerio iraní de Exteriores pidió más aclaraciones sobre lo sucedido. El portavoz del Ministerio, Abbas Mousavi, dijo que hacía falta más información y advirtió contra cualquier «conspiración orquestada por personas con mala intención» y de las «temeridades de extranjeros» que puedan socavar la estabilidad y seguridad marítima de la región, en declaraciones recogidas por la agencia oficial de noticias IRNA.

Las tensiones han aumentado en el año desde que el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear que Irán pactó en 2015 con varias potencias mundiales, y restauró las sanciones estadounidenses que han llevado a la economía iraní a una crisis. La semana pasada, Teherán advirtió que enriquecería uranio a niveles más altos en los próximos 60 días en caso de que las potencias mundiales no renegociaran el acuerdo.

Los ataques a los petroleros habrían ocurrido a las 6 de la madrugada del domingo.

«Uno de los buques estaba en ruta para ser cargado de crudo saudí del puerto de Ras Tanura, para entregarlo a los clientes de Saudi Aramco en Estados Unidos», señaló el comunicado de al-Falih. «Por fortuna, el ataque no produjo víctimas mortales ni un derrame de petróleo, aunque causó daños significativos a las estructuras de los dos buques».

Riad no identificó los barcos afectados ni dio un sospechosos por el supuesto sabotaje.

En un comunicado publicado el lunes por la estatal Agencia Saudí de Prensa, el Ministerio de Exteriores condenó el «acto criminal» que amenaza la «seguridad del tráfico marítimo, lo que repercute de forma negativa a la paz y la seguridad regional e internacional».

Al-Falih también dijo que el ataque pretendía socavar la «seguridad de los suministros de petróleo a consumidores de todo el mundo» e insistió en la «responsabilidad conjunta de la comunidad internacional de proteger» la seguridad de la navegación marítima y de los petroleros.

Señalando al riesgo para la región, el secretario general del Consejo de Cooperación del Golfo, formado por seis naciones, describió el supuesto sabotaje como una «grave escalada» en un comunicado.

«Estos actos irresponsables aumentarán la tensión y los conflictos en la región y expondrán a sus gentes a un gran peligro», dijo Abdullatif bin Rashid al-Zayani. Bahréin, Egipto y el gobierno yemení con reconocimiento internacional condenaron también el supuesto sabotaje.

En su comunicado, el Ministerio del Exterior de los Emiratos Árabes Unidos señala que las embarcaciones navegaban aguas territoriales en el Golfo de Omán, al este del puerto de Fuyaira. Indicó que ya se investiga el incidente «en cooperación con organismos locales e internacionales», y que no hubo «lesiones ni decesos a bordo de las embarcaciones» ni «derrame de químicos dañinos o combustible».

(Visited 18 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus