Militante italiano que luchaba junto a los kurdos fue asesinado en una emboscada del ISIS

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 21 de marzo de 2019—-

Texto de un comunicado dando cuenta de la dolorosa noticia:

Días pasados el compañero italiano Lorenzo Orsetti ha sido victima de una emboscada por parte de Isis mientras con las tropas de YPG Kurda intentaban acabar con la resistencia de un ultimo reducto de esos sanguinarios titeres en mano de los grandes intereses imperialistas de la region.

Lorenzo, el compañero “Oso” se había marchado hacía un año y medio de Florencia, decidido a integrarse al YPG, para juntarse con los pueblos que están llevando a cabo una revolución en el norte de Siria. Firme en defender a las poblaciones civiles de Siria y a todos nosotros de la barbarie del Estado Islámico. Durante este año y medio, “Oso” también luchó contra otro enemigo: el segundo mayor ejército de la OTAN, el turco. El verdugo Erdogan, además de hacer de Turquía el corredor de escape para decenas y decenas de yihadistas durante estos años, ha desplegado todas sus tropas para atacar la revolución de Rojava, bombardeando a civiles en todo el territorio del Kurdistán, desde el Irak a Siria, invadiendo la ciudad de Afrin y dejandola a las milicias yihadistas que han saqueado aldeas, violado y esclavizado a mujeres y hombres. Y Oso, también en Afrin, luchó en la línea del frente.

Oso se quedò de frente a una elección difícil y grande, la elección más grande: estar dispuesto a dar su vida por una causa justa. Oso dio su vida por la libertad del pueblo de Siria, por una revolución que habla al mundo entero de otra sociedad posible, que se centra en las personas, que valora las diferencias, que hace de las luchas de las mujeres y de la ecología sus lemas ideales.

Es gracias al coraje de una elección como la suya, que tantas otras mujeres y hombres han hecho en los últimos años, que esta revolución y sus fuerzas de defensa, el YPJ y el YPG, han logrado resistir al segundo ejército de la OTAN, el turco y cercar al Estado Islámico a su último baluarte, Baghouz. Justo allí, a un paso de la aniquilación de estos bárbaros asesinos, Oso cayó como un mártir.

Oso era un joven, como tantos y tantas de nosotr@s. El mensaje que nos envía nos dice algo de muy simple, pero el más verdadero: tenemos la responsabilidad de tomar posicion. Tenemos la responsabilidad de trazar una línea entre nosotros y ellos, entre la posibilidad de una sociedad justa y la barbarie de hoy. Porque “cada tormenta comienza con una sola gota”, y juntos podemos desatar una tormenta sobre nuestros enemigos. No puede haber libertad hasta que todos seamos libres, no puede haber justicia hasta que, juntos, construyamos un mundo más justo, cueste lo que cueste. Y la elección de Oso nos enseña esto. Por esto lo agradecemos.

Todos tenemos la responsabilidad de llevar su ejemplo y su memoria, junto con el de Heval Hiwa Bosco, Giovanni Francesco Asperti, quien cayó en diciembre pasado y el de todos los caídos de la revolución. Tenemos la responsabilidad de defender sus ejemplo y sus memoria frente a los chacales y la hipocresía de quienes en nuestras latitudes criminalizan a quienes tienen el coraje de luchar por una justa causa.

Ciao Lorenzo, “Oso”, alias Heval Tekoşer Piling – un partigiano de hoy.
La revolución es una flor que nunca muere.

(Visited 22 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus