Sayyed Nasralá: Netanyahu incita a EEUU y Europa en contra del nuevo gobierno libanés

Sayyed Nasralá: Netanyahu incita a EEUU y Europa en contra del nuevo gobierno libanés

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, Al Manar en Español, 6 de febrero de 2019—

El secretario general de Hezbolá, Sayyed Hasan Nasralá, dijo el lunes que el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, está provocando a EEUU, los países europeos y los regímenes del Golfo en contra del nuevo gobierno libanés al afirmar que está controlado por el partido de la Resistencia.

En un discurso televisado emitido por el canal Al Manar, Sayyed Nasralá afirmó también que el nuevo gobierno libanés debe atender las preocupaciones de los ciudadanos libaneses.

Estos son los principales puntos del discurso:

Me gustaría hoy hablar sobre la formación del nuevo gobierno libanés y evocar la situación política libanesa.

En primer lugar, con respecto a la cuestión gubernamental es necesario explicar como vamos a tratar con el nuevo gobierno. Llamamos a los otros partidos representados en el gabinete a plantear la misma pregunta.

Llamamiento a la calma. El gobierno debe responder a las inquietudes de la población

Después de 9 meses de negociaciones y diferencias, ciertamente debemos calmarnos y respirar y no ir directamente a las controversias y discusiones que no conducen a ninguna parte, ni aumentar la confrontación en los medios. Es necesario calmar la atmósfera para emprender un mejor diálogo entre las diferentes fuerzas políticas libanesas.

En segundo lugar, ciertamente hay responsabilidades, desafíos o plazos importantes que se presentan ante el gobierno … Las fuerzas políticas, las más influyentes dentro del ejecutivo, deben tener una gran comprensión acerca de ciertas áreas de preocupación colectiva.

Porque la naturaleza de los dossiers que este gobierno va a estudiar y sobre las que debe tomar decisiones son de gran importancia. Son sensibles porque afectan a los campos económico y financiero y a las vidas de las personas.

Además de esperanzas, este gobierno suscita una gran aprensión y algunos temen que se produzcan repercusiones peligrosas.

Las fuerzas que participan en el gobierno deben responder a estas preocupaciones.

En tercer lugar, el gobierno y las fuerzas que forman parte deben establecer sus prioridades. A su cabeza hay una consenso entre todos los libaneses de que el tema más acuciante es el económico. Es este campo, pues, el que debe tener la mayor prioridad.

Lucha contra la corrupción

Otra de las medidas a tomar será indudablemente la lucha contra la corrupción y el despilfarro de dinero publico.

Esta misión corresponde a todo el gobierno. Todos los ministerios deberán hacer frente a la dilapidación de recursos. Es el hecho de luchar contra la corrupción lo que se convertirá en el rasgo distintivo de este gobierno. Desde el principio sabremos cual es la dirección que va a tomar.

Nuestro llamamiento de hoy está relacionado con los problemas económicos que afectan la vida de las personas y sus necesidades. Por lo tanto, las fuerzas que participan en el gobierno deben poner los problemas que afectan la vida de las personas en la cima de sus prioridades y de su misión.

Dado que la resolución de ciertos temas puede ser esencial pero también muy costosa, me gustaría dirigirme a todos los socios del gabinete ministerial. Debemos ser pacientes entre nosotros, debemos apoyarnos mutuamente. Si no estamos de acuerdo, no deberíamos pelearnos.

Los problemas afectan a todos los libaneses, sin distinción

Las soluciones deben encontrarse lejos de los intereses personales de cada uno, o de los intereses partidistas o comunitarios o regionales. Debemos ser conscientes de que este tipo de problemas afectan a todas las categorías del pueblo libanés, independientemente de sus partidos, sus comunidades y sus regiones.

Hay que exponer los problemas con toda sinceridad y abogar por soluciones que no lleven a que las personas sufran y se agobien más.

Durante los consejos de ministros, es necesario admitir que las decisiones se han tomado apresuradamente. En muchos casos, los temas espinosos se distribuyeron a los ministros 48 horas antes de la votación. Este tipo de situación ya no es aceptable.

Tampoco debemos dramatizar las cosas, y enfrentarnos unos contra otros. Necesitamos discutir los temas juntos en el consejo, podemos formar comités, y las fuerzas políticas y los medios de comunicación deberían echar una mano y ser parte del debate.

La gente debería participar. Deben evitarse las controversias violentas. En los medios de comunicación y en las redes sociales también debe respetarse la calma y evitar insultos. Hay que poner fin a todas las incitaciones comunitarias, partidistas y otras.

Todos debemos ser socios en la toma de decisiones a los problemas espinosos.

En cualquier caso, independientemente de los resultados que se obtengan, en caso de un éxito o un fracaso, la responsabilidad recaerá sobre todos los protagonistas.

Las discusiones podrían llevar a desacuerdos, incluso entre los aliados. Esto no debe producir alarma.

El ministro de Sanidad: un independiente y no un militante

En lo que respecta al Ministerio de Sanidad, hubo un debate en el país cuando Hezbolá lo pidió.

Hay que decir, en primer lugar, que cualquiera que sea el partido que designe al ministro, cualquier ministro, una vez nombrado, debería ser el de todos los libaneses.

Aunque en un principio queríamos proponer a tres miembros del partido como ministros, tras un debate decidimos nombrar a un independiente. Es el caso del Sr. Yamil, que es una persona competente y de confianza. Queremos que tenga su margen de acción por sus relaciones, sus viajes etc.

Hemos puesto el interés del país por encima del nuestro. Podríamos haber nombrado a un médico que militase en el partido. Tenemos cientos de ellos en todas las regiones libanesas, pero optamos por un independiente. Es una nueva experiencia y vamos a ver lo que sale de ella.

Hezbolá no tocará nunca el dinero público

Son los estadounidenses los que han creado problemas.

En lo que respecta a nosotros, como Hezbolá, somos un movimiento islámico, nuestra gente son creyentes practicantes. Ellos respetan la ley. Es nuestra legislación islámica la que lo establece. En lo que respecta al dinero público, no se puede gastar fuera del marco de la ley libanesa.

Con nosotros, habrá una ventaja de calidad. Consideramos que no está permitido usar el dinero del Estado en cosas ajenas a la ley. Todo el dinero que pase por este ministerio será sometido a todas las medidas de control y transparencia. Y vamos a actuar también a través del dinero que podamos obtener de partes terceras para contribuir al éxito de este ministerio.

Lo esencial es la implementación de nuestro programa. Es ella la que dejará ver la veracidad de nuestras promesas.

Hace falta proporcionar cuidados médicos a toda la población. Esa será nuestra prioridad para que nadie se muera a las puertas de los hospitales.

Vamos a bajar los precios de los medicamentos y facilitar su acceso a las personas, sobre todo para las enfermedades graves.

He dicho al ministro que vamos a compartir con él las responsabilidades de su misión. Le he transmitido que queremos que sea un auténtico ministro de Sanidad.

Sabéis que los ministros, diputados y políticos del Líbano pasan la mayor parte del tiempo en ceremonias en las regiones a costa de su trabajo.

Este ministro debe estar al servicio de toda la gente. Él va a reunirse con ella, pero siempre en el marco de su función. Va a ocuparse de las regiones más desfavorecidas.

No es “el gobierno de Hezbolá”

Hace dos días, Netanyahu llamó a este gobierno “el gobierno de Hezbolá” e incitó a EEUU, los países europeos y los países del Golfo Pérsico en su contra.

Nosotros en Hezbolá no deberíamos sentirnos molestos por tal calificación. Sería una confesión de nuestra potencia el decir que somos los más fuertes. Sin embargo, esta descripción es falta, es errónea y, además, es una mentira.

El gobierno actual no es el de Hezbolá. Algunas fuerzas políticas disfrutan en él de una participación mucho más importante que la nuestra. En el gobierno están representadas la mayor parte de fuerzas políticas y Hezbolá es una de ellas.

Reconozco que nuestra participación en el gobierno es más importante que en el pasado.

Sin embargo, el repetir esta mentira va contra los intereses del país. Netanyahu lo sabe bien y por esto la repite a sabiendas.

El acuerdo con la CPL fundó una nueva época

Finalmente, con motivo de la conmemoración de la firma del acuerdo entre Hezbolá y la Corriente Patriótica Libre (CPL) en la Iglesia de Mar Mkhayel en 2006, quiero decir que nosotros consideramos que este hecho fue muy importante e histórico. Fundó una nueva era. Su resultado más importante fue el movimiento de solidaridad que se produjo durante la guerra de 2006 … el acuerdo se convirtió en colaboración y alianza … Nos entendemos cada vez más, pero eso no significa que seamos uno solo … A veces, nuestros motivos y metas son diferentes, pero a pesar de esto nos apoyamos mutuamente.

Felicitamos a la dirección de ambas fuerzas políticas y a sus bases populares por este acuerdo y alianza.

Sabemos que algunos pueden querer que este acuerdo se derrumbe y tratan de provocar diferencias.

Sabemos también que ciertos protagonistas regionales e internacionales se preocupan por desmantelar nuestra alianza. Es por eso debemos mantenerla con la máxima tenacidad.

Traducido por: Yusuf Fernández

Source: Al Manar

(Visited 6 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus