Afganistán: Los talibanes y EEUU se acercan al acuerdo sobre la retirada de tropas

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 28 de enero 2019—

Los talibanes y EEUU coincidieron en anunciar «avances significativos» en la negociación que llevan a cabo en Doha. Estos avances, parte de una cuerdo que debe ser ratificado por el Gobierno afgano, apunta a un calendario de retirada de tropas estadounidenses a cambio de la garantía de no acoger en el país a grupos como Al Qaeda o el ISIS.

Al término de la última ronda de conversaciones en Qatar, que ha durado más que las precedentes, el enviado de Washington, Zalmay Jalilzad, anunció progresos significativos en temas cruciales» También un portavoz talibán confirmó que «hemos hecho muchos progresos». «EEUU ha aceptado muchas de nuestras demandas», afirmó. Su portavoz, Zabihulah Mujahid, precisó que los avances se refieren a la retirada de tropas extranjeras.

Hasta el punto de que comenzaron a difundirse algunos de las hipótesis del pacto, pendiente de ratificación por el Gobierno afgano. Fuentes insurgentes hablaron de un plazo máximo de 18 meses para la retirada de las tropas estadounidenses en Afganistán tras casi dos décadas de permanencia.

El acuerdo incluiría el compromiso de los talibanes para negociar un nuevo alto el fuego tras el cual comenzarían a discutir su posible incorporación a un «gobierno en funciones», por concretar. También mencionaron una garantía de que Afganistán no será empleado como territorio de operaciones de Al Qaeda y el Estado Islámico.

Entre los textos avanzados se recogen medidas paras evitar la presencia de milicianos independentistas baluches en suelo afgano. Baluchistán, territorio ocupado por Pakistán, Afganistán e Irán, cuenta con importantes recursos naturales y es clave para los proyectos geoestratégicos de China.

Zalmay Jalilzad se dirigirá ahora a Kabul para explicar al presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, el resultado de unas conversaciones que han excluido al Gobierno afgano por expreso deseo de los talibanes, que considera a Kabul como un interlocutor ilegítimo.

Jalilzad advirtió, no obstante de que por el momento no se ha cerrado ningún acuerdo. Aun así manifestó su confianza al respecto y señaló que pronto se reanudarán las negociaciones.

«Las reuniones han sido más productivas que otras anteriores. Hemos logrado un avance significativo en cuestiones vitales. Nada está cerrado hasta que todo esté cerrado y ‘todo’ debe incluir un diálogo afgano y un acuerdo de alto el fuego integral», puntualizó.

Ghani ha declarado esta semana que cualquier posible tregua debe respetar la Constitución y el marco legal de su país. «La función de la oficina del embajador Jalilzad es llevar al Gobierno afgano y a los talibanes a discusiones y negociaciones cara a cara. Dentro de ese marco, se abordarán las cuestiones más importantes de la presencia de EEUU y otras cuestiones internacionales», explicó. «Es urgente que termine la lucha. Pero perseguir la paz todavía significa que luchamos según sea necesario», agregó posteriormente.

Fuentes talibanes apuntaron que está previsto que las negociaciones se reanuden en febrero de nuevo en Doha, ya con la delegación talibán liderada por el nuevo máximo responsable político del grupo, el mulá Abdul Ghani Baradar. Washington espera que su presencia refuerce el peso político del acuerdo que se logre dado a su peso específico dentro del grupo islamista.

Estados Unidos tiene en Afganistán actualmente unos 14.000 militares.

(Visited 12 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus