John Bolton quiere la guerra en Irán

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, Al Mayadeen, 17 de enero de 2019—

El actual asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos nunca ha lamentado su apoyo a la invasión ilegal y catastrófica de Irak, que mató a cientos de miles de personas. Ahora, él quiere una guerra con Irán. Así lo dicen los funcionarios del Departamento de Estado y del Pentágono.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, al parecer busca a toda costa una guerra en Irán y busca los argumentos, como mismo hizo cuando afirmó que Irak tenía armas de destrucción masiva y ello desencadenó la invasión al país árabe hace casi 16 años, según analiza un artículo publicado en la revista electrónica The Intercept.

A principios de este mes, en una visita a (Israel), Bolton, confirmó que no había un calendario para retirar las tropas de Siria y que todo dependería de que el gobierno turco garantice la seguridad de los combatientes kurdos respaldados por  Washington, señala el material.

En 2003, Bolton consiguió la guerra que quería con Irak. Como miembro influyente y de alto perfil de la administración George W. Bush, presionó a los analistas de inteligencia, amenazó a los funcionarios internacionales y dijo mentiras descaradas sobre las armas de destrucción masiva.

Nunca ha lamentado su apoyo a la invasión ilegal y catastrófica de Irak, que mató a cientos de miles de personas.
Ahora, él quiere una guerra con Irán. Así lo dicen los funcionarios del Departamento de Estado y del Pentágono, según el diario The Wall Street Journal.

De acuerdo con el reporte, Bolton solicitó al Pentágono que proporcionara a la Casa Blanca opciones militares para atacar a Irán el año pasado.

El periódico The New York Times también informó que ” altos funcionarios del Pentágono están expresando profundos temores “de que Bolton” podría precipitar un conflicto con Irán “.

¿Deberíamos estar sorprendidos? En marzo de 2015, Bolton, entonces un ciudadano privado, escribió un artículo de opinión para el influyente rotativo estadounidense titulado “para detener la bomba de Irán, Bomba de Irán”.

En julio de 2017, solo ocho meses antes de unirse a la administración de Trump, Bolton dijo a reunión del culto grupo de exiliados iraníes Mujahedin-e-Khalq que “la política declarada de los Estados Unidos de América debería ser el derrocamiento del régimen de los mullahs en Teherán” y que “antes de 2019, celebraremos aquí en Teherán”.
A pesar de las filtraciones a la prensa en los últimos días de funcionarios “sin rumbo” pero no identificados en el Departamento de Estado y el Pentágono, Bolton está lejos de ser la única persona cercana a Trump que está presionando una línea beligerante sobre Irán. Tiene muchos aliados en la administración.

Como informó Vox el lunes, “Bolton ha integrado al NSC con personas que comparten sus puntos de vista. La semana pasada, contrató a Richard Goldberg, un destacado halcón iraní, para dirigir la campaña de presión del gobierno contra el país”.
Fuera del Consejo de Seguridad Nacional, dominado por Bolton, también está el halcón secretario de Estado, Mike Pompeo.

En su reciente discurso sobre la política de Medio Oriente en El Cairo, Pompeo hizo más de 20 referencias al “malévolo”, “opresivo” Irán y denunció la “expansión iraní” y “destrucción regional”, mientras acariciaba a Arabia Saudita.

“Los países comprenden cada vez más que debemos enfrentarnos a los ayatolás”, declaró.

Pompeo le dijo a Fox News, antes de irse de El Cairo, que Estados Unidos celebrará una cumbre internacional sobre Irán en Polonia el próximo mes.
Entonces, ¿cómo planean estos halcones conseguir su guerra con Teherán? Bolton, en particular, parece estar interesado en dos líneas de ataque. La primera se refiere a la cuestión nuclear.

“Tenemos pocas dudas de que el liderazgo de Irán aún está comprometido estratégicamente para lograr armas nucleares”, dijo el asesor de Seguridad Nacional al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, enemigo de la nación persa, en Jerusalén, a principios de este mes.

Sin embargo, no hay evidencia de la afirmación de Bolton; de hecho, la comunidad de inteligencia de los EE. UU. la rechazó de plano y repetidamente.

“No sabemos si Irán finalmente decidirá construir armas nucleares”, dijo el Director de Inteligencia Nacional, Dan Coats en su evaluación de amenazas de 2017.

La segunda línea de ataque se relaciona con las actividades de los grupos respaldados por Teherán en Irak, Siria y El Líbano.

Según el The New York Times, la solicitud de Bolton de opciones militares contra Irán “se produjo después de que los militantes respaldados por Irán lanzaran tres morteros o cohetes contra un lote vacío en los terrenos de la embajada de los Estados Unidos en Bagdad en septiembre”.
Además, ¿hasta dónde se extiende esta lógica de represalia? Se ha acusado a Estados Unidos de apoyar a grupos extremistas y antigubernamentales en Irán, así como a ataques israelíes contra posiciones iraníes en Siria; ¿Significa esto que los iraníes tienen derecho a lanzar ataques aéreos de represalia en territorio estadounidense?

La lógica, sin embargo, nunca ha sido el fuerte de Bolton. Él es un ideólogo. “Es un gran error”, declaró una vez, “que concedamos alguna validez al derecho internacional, incluso cuando nuestro interés a corto plazo pueda parecerlo, porque, a larga el objetivo de quienes piensan que el derecho internacional realmente significa cualquier cosa son aquellos que quieren limitar a los Estados Unidos “.

Bolton dedicará gran parte de 2019  al caso de la guerra con Irán, una guerra que haría que la invasión de Irak pareciera un paseo por el parque, advirtió el articulista.

Esto es lo que hace al asesor de Seguridad Nacional con bigote, con una oficina en el pasillo de Trump, el miembro más peligroso de esta imprudente administración.


Fuente : The Intercept
(Visited 20 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus