Jerusalén, incluso bajo la sombra de los nazis, está escrito, es Historia viva Palestina, es Palestina.

Jerusalén, incluso bajo la sombra de los nazis, está escrito, es Historia viva Palestina, es Palestina.

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, Ramón Pedregal Casanova*, 9 de enero de 2019—

“Hace varios siglos, un monarca, acosado por las críticas del pueblo ante la brutalidad de su reinado, mandó destruir las frágiles tablillas de barro que le acusaban y también todos los materiales que servían para escribir. Pero no contaba con la gran dureza de la piedra que cubría los muros de casas y palacios, durante siglos se conservaría grabada la historia de aquel reinado. Y así nosotros hemos seguido escribiendo en las paredes”

Perteneciente al libro Fábulas irónicas, del gran escritor Juan Eduardo Zúñiga.

El ente sionista quiere Jerusalén bajo su puño, pero la Historia tiene escrito que Jerusalén es Palestina. El ente sionista querrá borrar la Historia, pero la Historia es memoria y tiene escrito que Jerusalén es Palestina. El ente sionista querrá matar a los habitantes de Jerusalén, matar a sus niños y niñas, arrancar las raíces de Jerusalén, pero tendría que acabar con todas las edades del mundo, porque la existencia misma desde el primer momento del mundo, llevaba en su primer latido que Jerusalén es Palestina. El sionismo  no contaba con la gran dureza de la piedra que cubría los muros de casas y palacios, durante siglos se conservaría grabada la historia de aquel reinado. Y así nosotros hemos seguido escribiendo en las paredes.

 

“Tristes están las piedras de las calles, / tristes los alminares de las mezquitas. / Jerusalén, / hermosa que te envuelves en sombras: / ¿Quién los domingos, al alba, / tocará las campanas en el Santo Sepulcro? / ¿Quién llevará juguetes a los niños / cuando sea Nochebuena?”

Versos del poema Jerusalén, del gran poeta palestino Salem Yubran.

 

¿Cómo han transcurrido los días navideños en Palestina? ¿Cuánto han hablado de ello los gobernantes occidentales? ¿Qué han dicho las iglesias que se basan en los profetas que identifican con ese país? ¿Cuántas veces en éstas fiestas ha oído hablar, ha leído o ha visto imágenes refiriéndose a lo que allí acontece?  Sin embargo los fariseos y mercaderes que escriben sobre papeles con los que quieren tapar la Historia, o que articulan guturalmente el ruido de las tripas del imperio, su moda y por eso mismo pasajera, ocupan el templo de Jerusalén con sus mentiras, fake news, y fueron expulsados por Jesucristo, hoy Jesucristo es el Pueblo Palestino, que proviene de la semilla y de la Historia escrita: Jerusalén es Palestina.

Salem Yubran, el poeta palestino autor del poema “El hombre ahorcado”, recogió el siguiente acto de los fariseos mercaderes sionistas, ocupantes de Jerusalén, para encabezar sus versos: “Se ofrece en los zocos de Israel un juguete que representa a un árabe ahorcado”

El poema en cuestión dice así: “Un hombre ahorcado / es el mejor juguete, / la mejor distracción para los niños / que se ofrece en los zocos. / Pero no … No es en el zoco / donde se vende ya … / Se terminó hace días … No lo busquéis. / Que lo comprendan vuestros hijos: / Se terminó hace días. / ¡Ay, almas de los muertos / en los presidios nazis! … / No es un judío en Berlín, / ese hombre ahorcado. / Es, un árabe de mi pueblo, como yo, / ese hombre ahorcado. / Al que ahorcan vuestros hermanos … / Perdón … Al que ahorcan las sombras de los nazis / en Sión. / ¡Ay, almas de los muertos / en los presidios nazis! … ¡Si supiérais vosotras!… ¡Si supiérais!”

¿Qué noticias ha recibido usted durante la navidad de lo ocurrido en Palestina?

Para llegar al día de hoy es preciso saber las causas: en 1948 los invasores sionistas destruyeron 531 poblaciones palestinas, asesinaron a sus habitantes con bombas, balas, venenos en el agua de los pozos, y expulsaron y persiguieron a la población, el resultado es que hoy el Pueblo Palestino tiene el mayor número de refugiados del mundo: 7,4 millones de Palestinos y Palestinas se encuentran en campos de refugiados y como exiliados por todo el mundo.

Desde 1967 más de 800.000 Palestinos y Palestinas han sido hechos prisioneros y encarcelados. Entre esos 800.000 figuran miles de niños y niñas y mujeres.

Jerusalén Este fue tomada a sangre y fuego y sus habitantes declarados extranjeros, el ente ocupante les dio un permiso de residencia israelí que tienen que renovar una y otra vez. A Jerusalén no pueden entrar ni Palestinos ni Palestinas si no es con un permiso.

Ningún Palestino o Palestina puede establecerse en el territorio que llaman Israel.

Los Palestinos y Palestinas que trabajan en Israel tienen que solicitar un permiso para hacerlo y deben tener entre 35 y 50 años y no haber sido hecho prisionero o ser considerado por la policía o el ejército sionista como sospechoso de alguna actividad antisionista. Además los Palestinos y Palestinas que van a trabajar al ente sionista israelí sólo se les permite ocuparse en trabajos basura o subempleos, cobrando hasta un 50% por debajo del sueldo que el régimen dispone para un israelí en los mismos puestos.

A lo que hay que sumar el que al terminar su trabajo deben volver a su casa pasando chek points, y circulando entre carreteras exclusivas para colonos sionazis, asentamientos y controles militares y cruzar el muro de hormigón de 8 metros de altura con el que los sionazis han encerrado las Poblaciones Palestinas, recreando los guetos que impusieron los nazis a los judíos: ¡Ay, almas de los muertos / en los presidios nazis! / No es un judío en Berlín, / ese hombre ahorcado. / Es, un árabe de mi pueblo, como yo, / ese hombre ahorcado. / Al que ahorcan vuestros hermanos … / Perdón … Al que ahorcan las sombras de los nazis / en Sión. / ¡Ay, almas de los muertos / en los presidios nazis! … ¡Si supiérais!”

Y llegando al día de hoy habrá de saber que en el año que hemos dejado atrás, 2018, el ejército de ocupación colonial sionazi declara que ha bombardeado Gaza 865 veces. ¿De qué ha escrito o hablado desde las trincheras del gran capital el ejército de la difusión de noticias falsas?

¿De qué escribirían o hablarían si bombardeasen Madrid, Nueva York, Berlín, o cualquier otra capital de ese su mundo, y bombardeasen cualquier ciudad los sionazis 865 veces con todos sus miles de bombas?

¿Qué ocurre en los noticieros cuando hay un sólo acto terrorista en EEUU o en Europa? Y ¿le han informado a usted en sus papeles, o, ha escuchado que articulen guturalmente entre el ruido de las tripas del imperio, que en éstos días el régimen sionazi de ocupación, xenofobo, racista, esencia del capitalismo, ha pedido por escrito al gobierno alemán que cierre el museo judío de Berlín porque en él, ocasionalmente, se dan conferencias en las que se habla de su labor terrorista en Palestina?

Queda escrito aquí porque alguien tiene que informar, puesto que el régimen sionazi de Israel no contaba con (que) la gran dureza de la piedra que cubría los muros de casas y palacios, durante siglos conservaría grabada la historia de aquel reinado. Y así nosotros hemos seguido escribiendo en las paredes … que: Jerusalén es Historia viva Palestina, es Palestina.

Ramón Pedregal Casanova *es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis;  Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y , Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios.

Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales  AMANE.  Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos.

 

 

(Visited 17 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus