Israel viola permanentemente la ley internacional en Hebrón

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 19 de diciembre de 2018—

Cualquier viajero que se aventura a entrar en Hebrón ve una ciudad dividida y con una fuerte presencia de soldados. Un informe revelado este lunes indica que la situación de la población autóctona palestina se devalúa día a día por medio de numerosas discriminaciones mientras se expande la presencia de colonos judíos.

 Un informe elaborado por la TIPH (Presencia Internacional Temporal en Hebrón) revela que el Gobierno y el Ejército israelí violan sistemáticamente la ley internacional en esa ciudad de la Cisjordania ocupada desde la guerra de 1967 donde residen unos 800 colonos judíos y cientos de miles de palestinos.

El informe, a que ha tenido acceso el diario Haaretz, y que es el primero que trasciende a la luz pública desde hace dos décadas, da cuenta de esas violaciones. La TIPH está integrada por decenas de observadores de cinco países que con una libreta en la mano recorren el centro de Hebrón y recogen por escrito lo que observan sobre el terreno.

Según el rotativo de Tel Aviv, el informe es “el más exhaustivo y dañino” sobre las acciones de Israel en Hebrón

La TIPH se estableció en 1997, tres años después de la matanza de fieles musulmanes en la mezquita de Abraham, cuando el médico israelo-estadounidense Baruch Goldstein entró en el santuario y mató a 19 palestinos que estaban rezando. Ese mismo día, el Ejército liquidó a otra decena de palestinos en las protestas que siguieron al incidente.

Según el rotativo de Tel Aviv, el informe es “el más exhaustivo y dañino” sobre las acciones de Israel en Hebrón. Los informes anteriores nunca se han hecho públicos y han circulado únicamente entre los diplomáticos de los países que contribuyen a la TIPH, Israel y la Autoridad Palestina. De hecho, una de las condiciones que Israel impuso a la TIPH es que esos documentos se mantuvieran siempre en secreto.

El informe confidencial menciona numerosas violaciones de la ley internacional y confirma que Hebrón es uno de los lugares más inestables y castigados por la ocupación, tanto en lo que se refiere a los colonos judíos como en lo que se refiere a la presencia permanente de las fuerzas militares israelíes.

La ciudad “está más dividida que nunca debido a las acciones del Gobierno israelí y de los colonos israelíes”

También señala que a día de hoy la ciudad “está más dividida que nunca debido a las acciones del Gobierno israelí y de los colonos israelíes”. En la práctica, el acuerdo que sirvió para el despliegue de los agentes de la TIPH, que fue aprobado en su momento por Yaser Arafat y Benjamín Netanyahu bajo la rúbrica de Protocolo de Hebrón, dividió la ciudad en dos partes: H1, donde viven unos 800 colonos y 40.000 palestinos, que está en poder del ejército; y H2, donde sólo viven palestinos y está en poder teórico de la Autoridad Palestina.

Indica, además, que Israel está “violando severa y regularmente” el derecho a la no discriminación, así como la obligación de proteger a la población autóctona de la deportación. La presencia de los colonos, a los que el informe califica de “colonos israelíes radicales”, también representa una violación de la ley internacional puesto que convierte en “difícil” la vida de los palestinos que todavía residen en el centro de Hebrón.

Dos colonos judíos pasan junto a un soldado israelí en Hebrón. – AFP

El diario Haaretz señala que varios de los miembros de la TIPH con los que ha hablado dijeron que la publicación de estos detalles podría llevar a Israel a no renovar la presencia de la fuerza internacional en Hebrón, un mandato que se renueva habitualmente cada seis meses. Varios miembros del Gobierno de Netanyahu se han expresado a favor de poner punto y final cuanto antes al trabajo de la TIPH.

Dos incidentes recientes en los que participaron miembros de la TIPH han empujado a la derecha israelí a pedir el final de sus operaciones

Dos incidentes recientes en los que participaron miembros de la TIPH han empujado a la derecha israelí a pedir el final de las operaciones de esa fuerza internacional. En el primero, un miembro de la TIPH fue grabado pinchando la rueda de un vehículo perteneciente a un colono judío, según las autoridades israelíes. En el segundo, un miembro suizo de la fuerza dio una bofetada a un niño que vive en la colonia de Hebrón que estaba agrediendo a palestinos de la zona.

El informe que ahora ve la luz fue encargado por la TIPH al cumplirse el vigésimo aniversario de su presencia en Hebrón. El documento consta de casi cien páginas y ha sido elaborado por una parte de los 64 miembros que en la actualidad tiene la mencionada fuerza. Los miembros son de cinco países: Italia, Noruega, Suecia, Suiza y Turquía, que también son los países que financian la misión al margen de las Naciones Unidas.

La materia prima del informe son los 40.000 “incidentes” que los distintos equipos de TIPH han compilado durante las pasadas dos décadas. El texto termina diciendo que Hebrón está avanzando en la dirección contraria a la que se acordó cuando Israel y los palestinos firmaron el Protocolo de Hebrón.

Los palestinos que viven en la zona controlada por el Ejército israelí carecen de libertad de movimiento y del derecho de culto

El informe subraya que los palestinos que viven en la zona controlada por el ejército israelí carecen de libertad de movimiento y del derecho de culto. Además, Israel viola permanentemente el artículo 49 de la Convención de Ginebra (IV).

También subraya que los palestinos de la zona H2 no viven una “vida normal” y los datos que regularmente provee la TIPH no se traducen en una mejora en las condiciones de vida de todos esos palestinos, como en principio cabría esperar. El antiguo mercado de verduras de H2, por ejemplo, se ha convertido en una zona militar israelí que con frecuencia ocupan los colonos, así como en un lugar de esparcimiento para los hijos de los colonos.

Fuente: Eugenio García Gascón, Publico – España

(Visited 5 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus