Operación israelí en presuntos túneles de Hizbullah aumenta tensión en frontera libanesa

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, Al Mayadeen, 6 de diciembre de 2018—

 A juicio de The Independent, en un momento en que Hizbullah está bajo presión financiera por su participación en la guerra civil siria, esas sanciones pueden hacer más daño que la destrucción de los presuntos pocos túneles.

El presunto descubrimiento de túneles excavados por Hizbullah desde El Líbano hacia Israel ha aumentado las tensiones en la frontera

Según un artículo difundido en The Independent, la supuesta entrada al túnel está oculta por un dosel de robles que cubren la ladera de la montaña. En el interior, las lámparas tenues conducen el camino a través de un estrecho pasadizo hacia un laberinto de habitaciones pequeñas donde el aire es fresco y húmedo. Hay una cocina, un dormitorio con colchones distribuidos, una sala de oración y un centro de comando donde se escuchan órdenes a través de una radio crepitante.

Así es como se pretende mostrar el interior de un túnel de Hizbullah. El ejército israelí, el enemigo más grande de la Resistencia libanesa, lanzó una operación esta semana para destruir túneles como este, que había descubierto corriendo debajo de la frontera y hacia Israel.

Cuenta The Independent que el supuesto túnel en Mleeta, en el sur del Líbano, no se descubrió en los nueve años que fue utilizado por los combatientes de Hizbullah para lanzar “ataques contra las tropas israelíes de ocupación”. Hoy en día, es parte de un extenso complejo de museos interactivos que glorifica esa lucha.

“Israel no supo sobre este túnel hasta que lo abrimos al público en 2010”, dice Ahmed Mansour, un portavoz del museo. “Se mantuvo oculto durante todo ese tiempo”.

En un momento en que las actividades subterráneas de Hizbullah están bajo un renovado escrutinio, el museo en Mleeta sirve como un recordatorio del papel crucial que la guerra de túneles ha jugado en el pasado del grupo y probablemente jugará en su futuro.


Imagen sobre uno de los supuestos túneles de Hizbullah, hoy converitod en un museo, segun su portavoz Ahmed Mansour.

Cuando Israel finalmente se retiró de El Líbano, Hizbullah rápidamente comenzó a prepararse para la próxima batalla. El grupo respaldado por Irán construyó cientos de complejos como éste en todo el sur.

En el reporte de The Independent, Nicholas Blanford, autor de Guerreros de Dios: Dentro de la lucha de treinta años de Hizbullah contra Israel, dijo que entre el 2000 y el 2006, Hizbullah construyó una infraestructura subterránea muy elaborada y completa en el distrito fronterizo del sur del Líbano, que consta de bunkers y redes de túneles.

Según Blanford, estos túneles se utilizaron con gran efecto en la devastadora guerra de 2006 entre Hizbullah y el régimen israelí. “Pudieron lanzar cohetes desde instalaciones subterráneas cerca de la frontera con Israel y emboscar a las tropas israelíes que penetraron en el territorio libanés”, dice.

Esa red de túneles podría utilizarse para un efecto aún más mortal en el caso de otra guerra, un punto que se ha vuelto más relevante en los últimos meses.

Tel Aviv ha observado con preocupación cómo Hizbullah ha emergido del conflicto sirio significativamente más fuerte. El líder del grupo, Hassan Nasrallah, afirma haber construido un arsenal de misiles de mayor alcance y más precisos.

Los presuntos túneles transfronterizos agregan otra dimensión a la amenaza de Hizbullah. De ser utilizado, el grupo podría enviar combatientes para atacar ciudades y pueblos israelíes.

Mansour, portavoz del museo, llamó el anuncio de la operación israelí “propaganda”, y vinculó su momento a un escándalo de corrupción que actualmente envuelve a Netanyahu.

“Netanyahu está en una situación crítica. Él quiere crear una distracción para que la gente no piense en el tema”, dijo.

Pero Netanyahu ha encontrado un oído simpático en Washington, con la administración del presidente Donald Trump. En octubre, el Sr. Trump firmó nuevas sanciones contra Hizbullah, prometiendo “atacar, interrumpir y desmantelar sus redes operativas y financieras”.

A juicio de The Independent, en un momento en que Hizbullah está bajo presión financiera por su participación en la guerra civil siria, esas sanciones pueden hacer más daño que la destrucción de unos pocos túneles.

“La exposición de los túneles para Hizbullah no es el fin del mundo”, dice Blanford. “Es muy posible que tengan túneles que los israelíes no conozcan y que no puedan detectar”.

Fuente : The Independent
(Visited 5 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus