Comunicaciones interceptadas a funcionarios de Arabia Saudita arrojan plan contra Jamal Khashoggi

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 10 de octubre de 2018—

 La inteligencia de Estados Unidos interceptó las comunicaciones de funcionarios de Arabia Saudita que discutían un plan para capturar al periodista Jamal Khashoggi, pero no queda claro si lo querían interrogar o matar, según un artículo publicado el diario The Washington Post.

Antes de la desaparición de Khashoggi, la inteligencia estadounidense captó esas comunicaciones, confirmó una fuente cercana al caso y no identificada por el rotativo.

“Querían atraer a Khashoggi de vuelta a Arabia Saudita y ponerle las manos encima”, indicó la propia fuente.

No queda claro si los sauditas tenían la intención de arrestar e interrogarlo o de matarlo, o si Estados Unidos le advirtió que él era un objetivo, añadió.

Los investigadores sospechan que un escuadrón de hombres provenientes de Arabia Saudita tuvo algo que ver en la desaparición del periodista cuando ingresó el 2 de octubre en el consulado de su país en la ciudad turca de Estambul.

El texto, fechado en esa urbe, informó que el equipo estaba listo y en el lugar para el momento de la llegada de Khasoggi.

Los hombres -precisó el periódico- arribaron desde Riad, capital de Arabia Saudita, temprano esa mañana y se registraron en dos hoteles internacionales en Estambul antes de dirigirse al consulado, ubicado en el barrio de Levent, dijeron dos personas con conocimiento de la pesquisa.

Uno de esos hoteles, el Mövenpick Hotel Istanbul, está a pocos minutos en automóvil de la legación diplomática, precisó el reporte.

Para el final del día, los 15 miembros del team especial habían cumplido su misión y abandonaron Turquía en aviones con destino a El Cairo y Dubai, de acuerdo con los registros de vuelo y fuentes vinculadas a la investigación.

Funcionarios turcos expresaron con anterioridad su creencia de que el periodista, un crítico del gobierno saudita, fue asesinado en el interior del consulado.

De ahí que examinan los movimientos del equipo y ahora ampliaron su investigación para explorar lo que sucedió en la residencia del cónsul general saudita, Mohammed al-Otaibi, ubicado a poca distancia del lugar.

Una fotografía tomada desde una cámara de televisión de circuito cerrado de la policía turca fuera de la residencia, obtenida por The Washington Post, muestra una camioneta Mercedes Vito con vidrios polarizados que, según los oficiales de seguridad, transportó a algunos de esos hombres desde el consulado hasta la residencia, aproximadamente dos horas después de que Khashoggi ingresó en el inmueble.

“No hace falta decir que su familia en el Reino sigue muy preocupada por él, y nosotros también”, escribió el embajador saudita en Washington, Khalid bin Salman, en un mensaje que fue compartido con los medios de comunicación el lunes.

Por su parte, Riad negó los informes de que enviaron a un equipo de 15 hombres a Estambul el día en que Khashoggi desapareció y dijeron que el único grupo que salió rumbo a Turquía consistió en los investigadores que llegaron el sábado para ayudar a encontrar al periodista.

De acuerdo con los registros de vuelo, dos aviones de propiedad privada que volaban desde Riad llegaron a Estambul el 2 de octubre, uno antes del amanecer y el otro a última hora de la tarde.

El príncipe heredero Mohamed bin Salman afirmó: “No tenemos nada que esconder” al ser preguntado sobre el caso el pasado viernes.

Khashoggi no está en el consulado, apuntó y “según entiendo, entró y salió unos minutos o una hora más tarde. No estoy seguro. Estamos investigándolo a través de nuestro Ministerio de Exteriores para ver qué ocurrió exactamente en ese momento”, declaró el príncipe en una entrevista a Bloomberg.

Fuente :  Al Mayadeen

 

(Visited 9 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus