Este martes comienza juicio a Ahed Tamimi, joven luchadora palestina que abofeteó a soldado

Este martes comienza juicio a Ahed Tamimi, joven luchadora palestina que abofeteó a soldado

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente*, 12 de febrero de 2018 –

La activista palestina de 17 años Ahed Tamimi, en prisión preventiva desde el pasado 19 de diciembre por pegar una bofetada a un soldado que fue recogida en un vídeo, comparecerá este martes 13 ante un tribunal militar juvenil israelí acusada de doce cargos, en un juicio que se espera dure meses.

“Las autoridades israelíes deben liberar de inmediato a la activista adolescente Ahed Tamimi, cuya detención continua es un intento desesperado de intimidar a los niños palestinos que se atreven a resistir la represión de las fuerzas de ocupación”, urgió  la ONG Amnistía Internacional en un comunicado.

Este martes también serán juzgadas su madre, Nariman Tamimi, en prisión incondicional y acusada de cinco cargos, entre ellos el de atacar junto a su hija a oficiales y soldados israelíes; y una prima de 21 años, Nour Tamimi, puesta en libertad el 5 de enero bajo fianza de 5.000 shékels (unos 1.300 euros).

Esta será la primera vez que la joven Tamimi podrá dirigirse a la Corte -ubicada en la prisión israelí de Ófer, en el territorio ocupado de Cisjordania- para justificar sus acciones.

El vídeo mostraba a la adolescente (de 16 años en el momento de los hechos y conocida por su activismo contra la construcción de un muro israelí en la localidad cisjordana de Nabi Saleh) golpeando a dos soldados israelíes en el patio de su casa en Nabi Saleh.

Está acusada entre otros cargos de atacar a las fuerzas de seguridad en cinco ocasiones, amenazar, arrojar piedras y participar en manifestaciones violentas; por lo que podría enfrentar una pena de hasta diez años de prisión, pese a ser menor de edad.

“Como una chica desarmada, Ahed no representaba ninguna amenaza durante el altercado con los dos soldados israelíes,fuertemente armados y con atuendo de protección”, declaró la directora general de Amnistía Internacional para Oriente Medio y África, Magdalena Mughrabi.

“Nada de lo que ha hecho puede justificar su detención continua y las largas y agresivas sesiones de interrogatorio que ha tenido que soportar durante las primeras dos semanas de detención”, reclamó.

Por su parte, la abogada de la defensa, Gaby Lasky, coincide en que Israel está utilizando este caso para “disuadir la resistencia a la ocupación”, ya que los Tamimi son una conocida familia de activistas.

Abogada Gaby Lasky: “Ahed Tamimi no tendrá un juicio justo”

Abogada defensora de la joven activista palestina

Por ,Ahed Tamimi tiene 16 años, es palestina, del pueblo de Nabi Saleh, en Cisjordania, y mañana martes comparecerá ante un tribunal militar israelí. La fiscalía ha presentado doce cargos en su contra, entre los que destacan incitar a la violencia, tirar piedras contra las patrullas militares y asaltar a un soldado al que le dio patadas en las piernas, puñetazos en la espalda y una bofetada.

Su madre, Nariman, también está detenida y acusada de incitar a la violencia porque grabó el incidente con el móvil y lo retransmitió en directo por Facebook Live. La fiscalía considera que es delito porque el vídeo “intenta influir en la opinión pública de una manera que pueda alterarse el orden público”. Los hechos ocurrieron el pasado 15 de diciembre. El vídeo de una niña abofeteando en la cara a un soldado armado con un fusil se hizo viral y, como dice Gaby Lasky, abogada defensora de las dos mujeres, “humilló a muchos israelíes”. Ahed Tamimi puede ser la imagen de la resistencia pero también de la violencia palestina. La menor se enfrenta a diez años de cárcel.

Gaby Lasky, israelí y sionista, lleva más de una década defendiendo a los palestinos. Fue secretaria general del movimiento Paz Ahora y hoy lo es del partido Meretz (izquierda), al que representa como concejal en el Ayuntamiento de Tel Aviv. Hablamos con ella por teléfono.

¿Cómo fue que Ahed y su prima Nur agredieron a una patrulla de soldados?

Esta patrulla, formada por dos soldados, estaba en el patio de su casa, en Nabi Saleh. Ahed, que tiene 16 años, y Nur (20) les recriminaron que apenas una hora antes otro soldado israelí hubiera disparado contra su primo Mohamed (15) en la cabeza, dejándolo mal herido. Ahed da puñetazos y puntapiés a un soldado, y también una bofetada en la cara.

El vídeo que grabó su madre se hizo viral.

Muchos israelíes lo vieron como una humillación a Israel y al ejército, cuando yo veo todo lo contrario. Una adolescente se encara con un soldado, que es otro joven y está cumpliendo el servicio militar, y éste reacciona con calma, sin caer en la provocación.

Muchos israelíes piensan que Ahed fue utilizada por su familia, el clan de los Tamimi, para provocar el incidente.

Ahed pertenece a la segunda generación de palestinos que ha nacido bajo la ocupación. Dos miembros de su familia han muerto en manifestaciones contra Israel. Israel ha arrebatado tierras a su familia y secado un manantial en su propiedad. Ahed tiene todo el derecho a resistir pacíficamente la ocupación.

Israel considera que es “peligrosa”, una agitadora con experiencia.

Es cierto que Ahed es una activista, pero no es una agitadora ni es peligrosa. Algo no funciona bien cuando Israel intenta acusar una chica de 16 años, que actúa desarmada, que ni siquiera lanza una piedra, de atacar con alevosía a una patrulla militar fuertemente armada.

El incidente es paradigmático del conflicto.

Sí. Israelíes y palestinos ven su punto de vista reflejado. Los israelíes ven la violencia y la humillación que sufren sus tropas. Los palestinos, los estragos de la ocupación. Por eso creo que este caso es importante. Obliga a los israelíes a afrontar el conflicto, y esto es algo que la mayoría evita porque no quiere hacer frente a las cuestiones morales que plantea la ocupación.

La fiscalía asegura que Tamimi enaltece el terrorismo en un vídeo en el que parece defender los atentados suicidas.

No es cierto. La fiscalía militar ha manipulado sus palabras. Ahed graba unos comentarios a la decisión del presidente norteamericano Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel. Asegura que esta decisión acarreará más violencia, como acuchillamientos, atropellos y atentados suicidas. Ella llama a la movilización, como hicieron muchos otros palestinos.

La Fiscalía la acusa también de lanzar piedras.

Eso pasó hace casi dos años y entonces nadie la acusó de nada, pero ahora la fiscalía militar necesita reforzar su caso y ha desenterrado este incidente que, insisto, en su momento no implicó ninguna denuncia.

Gaby Lasky, izquierda, el 15 de enero, durante la vista previa en la prisión militar de Ofer, junto a Tamimi

Gaby Lasky, izquierda, el 15 de enero, durante la vista previa en la prisión militar de Ofer, junto a Tamimi (AFP)

¿No tiene confianza en la justicia militar israelí?

No, y Ahed Tamimi no tendrá un juicio justo porque el objetivo de los tribunales militares no es hacer justicia, sino prolongar la ocupación. El 99,7% de los casos se resuelven en contra de los acusados palestinos.

¿Justicia discriminatoria?

Claro. Mientras a los colonos se les aplica la justicia civil, los palestinos están sometidos a la militar, que es mucho más estricta.

¿Por qué?

Porque las leyes israelíes dicen que a los colonos se les debe aplicar el sistema judicial israelí, aunque vivan en un territorio ocupado donde no hay soberanía israelí. Por el contrario, los palestinos, por “cuestiones de seguridad”, están sometidos a los decretos militares que se han dictado desde 1967, año de la ocupación. Es decir, a normas dictadas por las autoridades de la fuerza ocupante a las que, obviamente, no han elegido. Por cualquier ofensa que cometan, como robar un cartón de leche o provocar un accidente de tráfico, son juzgados en un tribunal militar.

¿Ahed no debería tener una protección especial por ser menor de edad?

En la vista preliminar invoqué la Convención sobre los Derechos del Niño, que dice precisamente esto, pero el tribunal militar no lo tuvo en cuenta. Un tribunal civil israelí casi seguro que hubiera liberado a Ahed. Muchas de las acusaciones en su contra no se aguantan porque no hay testigos fiables. Los testigos son soldados, obligados a declarar en un tribunal con jueces y fiscales militares.

¿Cuántos menores de edad palestinos juzgados por tribunales militares israelíes están hoy en prisión?

321, según B’Tselem.

¿En qué condiciones está detenida Ahed?

Se encuentra en una prisión israelí, lo que vulnera la Cuarta Convención de Ginebra, que impide al ciudadano de un territorio ocupado estar en la cárcel del país ocupante. Su madre está con ella, aunque no en la misma celda. No tienen acceso al teléfono y tampoco pueden recibir visitas de sus familiares, porque tienen prohibida la entrada en Israel.

Nariman Tamimi está acusada de incitar a la violencia por difundir en Facebook Live el vídeo de la agresión de su hija.

Esta acusación atenta contra la libertad de expresión. Es una advertencia a todos los periodistas que, a partir de ahora, graben manifestaciones palestinas.

¿Cree usted que Israel busca una sentencia dura?

Sí, porque muchos israelíes se sintieron humillados al ver el vídeo de la bofetada y la reacción pasiva del soldado, que yo aplaudo. El ministro de Educación pidió cadena perpetua para Ahed. La joven fue detenida a las cuatro de la madrugada. Los soldados entraron en su casa y la sacaron de la cama. También grabaron la detención y difundieron el vídeo como si hubiera sido una gran operación militar. Presentaron a Ahed como un trofeo.

¿Y ahora quieren que sirva de escarmiento?

Exacto. Israel sabe muy bien cómo defenderse de la violencia y el terrorismo, pero no sabe cómo afrontar la resistencia pacífica a la ocupación. Teme que los jóvenes palestinos se levanten y empiecen a caminar hacia el muro. La sentencia a Ahed debe disuadir a otros activistas.

(Visited 36 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus