Pese al rechazo mundial, Trump ordena trasladar la embajada de EEUU a Jerusalén

Pese al rechazo mundial, Trump ordena trasladar la embajada de EEUU a Jerusalén

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente, 6 de diciembre de 2017 – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel, y ordenó al Departamento de Estado (iniciar el proceso de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a esa ciudad.

“Es tiempo de reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel”, afirmó en una declaración desde la Casa Blanca.

El mandatario también indicó que le ordenó al Departamento de Estado (cancillería) que inicie el proceso para trasladar la embajada estadounidense desde Tel Aviv a Jerusalén, lo que se concretaría en 2018, ya que volvió a firmar la exención que posterga por seis meses la medida, para así dar tiempo a los preparativos.

Trump señaló que su anuncio “va de acuerdo con los intereses de EEUU y con la búsqueda de la paz entre israelíes y palestinos”, y señaló que era un “paso que se debía dar hace mucho tiempo” para lograr un “acuerdo duradero” en Oriente Medio.

El mandatario señaló que las exenciones firmadas por los anteriores presidentes de Estados Unidos no habían favorecido al proceso de paz, aunque reconoció que lo hicieron “en su mejor juicio, basándose en los hechos que entendían en el momento”.

Pero “más de dos décadas después, no estamos más cerca de un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos; sería lógico pensar que seguir con esto no tendrá un mejor resultado”, afirmó.

La inminencia de la decisión de Trump ya había generado gran tensión en Oriente Medio.

““Israel es una nación soberana, y como toda nación soberana tiene el derecho a designar su capital”, dijo Trump en su discurso.

El mandatario observó que la disputada ciudad de Jerusalén no es solamente el centro de tres religiones mundiales, el judaísmo, el islam y el cristianismo.

“Jerusalén es el corazón de uno de las más exitosas democracias del mundo”, justificó Trump.

En su argumentación, el presidente dijo que su decisión “no es más que el reconocimiento de una realidad existente”.

Las decisiones de Estados Unidos sobre Israel, incluyendo el reconocimiento de Jerusalén como su capital y el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv, deberían haberse hecho años atrás, indicó el presidente luego de una reunión de gabinete.

Trump agregó que muchos presidentes dijeron que querían hacer algo sobre el tema y no lo hicieron. “Estados Unidos sigue comprometido con la solución de los dos Estados para Israel y Palestina”, sostuvo el mandatario.

Trump añadió que Washington busca un acuerdo de paz “aceptable para ambas partes” y aseguró que Estados Unidos no está definiendo una postura sobre las fronteras entre los países.

“No estamos tomando posición (respecto a) las fronteras específicas de Israel o una resolución sobre las fronteras contestadas” por Palestina, expresó.

El Congreso estadounidense en 1995 adoptó una ley sobre el traslado de su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, sin embargo debido a que es una ciudad disputada y un tema sensible para las relaciones con las naciones árabes, todos los presidentes de Estados Unidos firman cada seis meses un documento posponiendo la entrada en vigor de esta decisión.

Israel considera que Jerusalén, incluidos los barrios orientales que reclaman los palestinos, es su capital “única e indivisible”.

En su discurso Trump no incluyó tal definición en su reconocimiento de la capital israelí.

Por el momento, todas las embajadas extranjeras se encuentran en Tel Aviv, para evitar tomar parte en la disputa entre los israelíes y los palestinos.

Por su parte, una serie de países de Medio Oriente, incluida Palestina, afirmaron que el reconocimiento de Jerusalén agudizará el conflicto árabe-israelí y provocará la desestabilización en la región.

La respuesta palestina

El presidente palestino, Mahmud Abás, afirmó este miércoles que la decisión de Trump sobre Al-Quds socava todos los esfuerzos para restaurar la paz en el Oriente Medio.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) también rechazó la medida tomada por el mandatario estadounidense, ya que “destruye” la solución de los dos estados.

Por su parte, el Movimiento de Resistencia Islámica Hamas alertó que la decisión tomada por Trump abre “las puertas del infierno”.

En tanto, el movimiento palestino Al-Fatah convocó a los palestinos a hacer una huelga general mañana jueves en la ocupada Cisjordania contra el plan de Estados Unidos. La medida de fuerza se desarrollará en la localidad cisjordana de Al-Jalil (Hebrón).

*Con información de Sputnik News e HispanTV

(Visited 32 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus