Revelan las últimas declaraciones de Saddam Hussein antes de su ejecución

Revelan las últimas declaraciones de Saddam Hussein antes de su ejecución

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente/Russia Today, 30 de diciembre de 2016 – Tras su derrocamiento por Estados Unidos, el ex presidente de Irak, Saddam Hussein, nunca pidió ni rogó perdón, relató en una entrevista exclusiva a RT Mowaffak al Rubaie, que entre 2004 y 2009 fue consejero de seguridad nacional del entonces primer ministro de Irak, Nouri al Maliki.

Según Rubaie, Hussein no daba la impresión de ser un hombre temeroso de dios y ni tan siquiera parecía que fuera religioso -solo utilizaba la religión “con fines propagandísticos y para engañar a la gente”- y tuvo que recordarle que pronunciara la última Shahada o profesión de fe islámica, en vísperas de su ejecución.

Este consejero indica que, antes de su muerte, los lemas de Hussein fueron: “¡Larga vida a la nación!”, “¡Larga vida al pueblo!”, “¡Viva Palestina!” y “¡Qua muera EE.UU.!”.

El entonces presidente de EE.UU., George W. Bush, estaba claramente a favor del ajusticiamiento de Hussein, cuenta Mowaffak al Rubaie. Así, cuando “preguntó al primer ministro iraquí: ‘¿Qué van a hacer con este hombre?’ y Maliki respondió ‘vamos a ejecutarlo’, el mandatario estadounidense levantó su pulgar en señal de aprobación”.

Día atrás, un ex analista de la CIA aseguró que con Hussein en el poder no habría podido existir el Estado Islámico y revela una profética conversación que tuvo con el depuesto presidente iraquí.

“Vais a fracasar. Vais a descubrir que no es tan fácil gobernar Irak”. Esto es lo que Saddam Hussein le dijo tras ser capturado en 2003 al agente de la CIA John Nixon, que acaba de publicar un libro sobre el interrogatorio al que sometió derrocado presidente iraquí.

“Vais a fracasar en Irak porque no domináis el idioma, no conocéis nuestra historia y no comprendéis la mentalidad árabe”, profetizó Saddam, según relata Nixon. El ex agente cree que los grupos terroristas no habrían podido tener éxito en un país gobernado por Hussein, ya que “podía ser cruelmente decisivo cuando sentía una amenaza a la base de su poder, y es bastante dudable que su régimen hubiese sido derribado por un movimiento del descontento popular”, recoge la revista Time.

El ex analista de inteligencia estadounidense opina que si Saddam hubiera permanecido en poder, nunca habría llegado a existir el Estado Islámico. “Saddam sentía que los grupos extremistas islamistas eran la amenaza más grande a su Gobierno, y su aparato de seguridad trabajaba con tesón para erradicar tales amenazas”, recalca Nixon.

Al ser preguntado por el próximo inquilino de la Casa Blanca, opinó que Donald Trump “tendrá que tomar gigantescas decisiones” en relación con Oriente Medio. Cree que la próxima Administración republicana tendrá que renovar su estrategia de lucha contra el Estado Islámico y combinar pasos tanto militares como políticos, en comparación con las acciones del todavía presidente Barack Obama, que -según Nixon- tienen un carácter principalmente militar.

24 años en el poder

Saddam Hussein gobernó Irak entre 1979 y 2003. El 5 de noviembre de 2006 fue condenado a morir en la horca por crímenes contra la humanidad por el Alto Tribunal Penal iraquí, instaurado a raíz de la intervención de EE.UU. Incriminado por el asesinato de 148 chiitas en la aldea de Duyail en 1982, Hussein fue ejecutado el 30 de diciembre de 2006.

Las ambiciones del ex líder iraquí desembocaron en un conflicto bélico con Irán. El Ejército de Irak invadió a este vecino en 1980 y esa acción inició una sangrienta guerra que duró ocho años y se cobró la vida de más de un millón de personas.

En agosto de 1990, Hussein se anexó Kuwait, que permaneció bajo soberanía iraquí hasta que, a principios de 1991, una coalición internacional liderada por EE.UU. lanzó un operativo para liberar ese país.

En 2003, los estadounidenses ocuparon Irak para derrocar a Saddam Hussein, con los argumentos de que querían establecer un régimen democrático y prevenir la proliferación de unas armas de destrucción masiva que nunca pudieron encontrar.

(Visited 305 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus