Estado Islámico ordena “victoria o muerte” antes de la batalla de Mosul

Estado Islámico ordena “victoria o muerte” antes de la batalla de Mosul

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente*, 15 de octubre de 2016  – Una carta interna a un comandante militar del Estado Islámico (Daesh, o ISIS) revela que los métodos y la brutalidad exhibida en la propaganda del grupo yihadista no tiene nada que envidiar a las prácticas de sus milicias, en particular en lo que se refiere a la defensa de posiciones “hasta la muerte o la victoria”. Esta carta es especialmente reveladora con vistas a la inminente batalla por la ciudad iraquí de Mosul, la ciudad más importante controlada por el califato.

“Resistid y luchad hasta la muerte o hasta que Alá os dé la victoria”, señala la carta remitida desde el Comité de Guerra del Estado Islámico en Raqqa al comandante encargado de la defensa de la ciudad de Manbij, Abú Yahya al Shami.

La ofensiva de las Fuerzas Democráticas Sirias -milicias kurdas y árabes- mantenía asediada la ciudad de Manbij, en el norte de Siria, y finalmente se hizo con su control el 12 de agosto.

En la carta se ordena a Al Shami que ejecute a cualquier miliciano que abandone su posición y también a cualquiera que ayude en forma alguna a las fuerzas enemigas. “Informe a todos nuestros hermanos asediados de que nunca aceptaremos la retirada y de que deben resistir hasta el último hombre. De que consideramos lícito (derramar) la sangre de cualquiera que retroceda sin permiso”, reza la misiva.

La misiva advierte igualmente a los posibles desertores y justifica una represalia violenta con argumentos religiosos. Quienes quieran “entregarse a los kuffar” o infieles, “que sepan que es apostasía, así que mátelos en cuanto se demuestre que lo están haciendo”. Incluso alerta de “hermanos embrujados”, a los que sugiere encerrar y “si no hay cura y suponen un peligro, mátelos”.

En cuanto a la población que apoyan a las fuerzas contrarias al Estado Islámico, les amenaza con la máxima pena porque “esto también es apostasía”. “Mate a quien lo esté haciendo si está cuerdo y es consciente”, añade.

Los analistas han estudiado ya la carta, obtenida por Newsweek a través del Ejército Libre Sirio y el Frente Fatá al Sham, el antiguo Frente Al Nusra filial de Al Qaeda.

El resultado es que con esta carta el propio Estado Islámico reconoce que hay milicianos que quieren desertar del califato, entregarse a los “infieles” y un problema de baja moral por los avances de las fuerzas rivales. Otro dato fundamental es que a pesar de la orden de resistir hasta la muerte, Manbij cayó en manos de las Fuerzas Democráticas Sirias tras una retirada de las milicias yihadistas.

El análisis de los expertos advierte de que los milicianos podrían estar preparando para Mosul una resistencia similar a la planteada en Manbij, ya que se espera que en cuestión de días comience la ofensiva militar de las fuerzas gubernamentales iraquíes.

De hecho, se ha detectado un incremento de los vídeos con actos de brutalidad difundidos recientemente en Mosul y en la provincia de Nínive en lo que sería un intento de disciplinar a sus milicianos a través del miedo.

Así, se han multiplicado las informaciones de ejecuciones de presuntos espías, e incluso se ha informado de un intento de rebelión liderado por uno de los lugartenientes del califa Abú Bakr al Baghdadi que habría sido sofocado con el ahogamiento de 58 implicados.

Daesh frustra golpe de Estado en Mosul

El Daesh frustró un “complot” lanzado por un grupo de “disidentes” en su contra en la ciudad iraquí de Mosul (norte).

El intento de golpe, liderado por un asistente local del líder de Daesh —Ibrahim al-Samarrai, alias Abu Bakr al-Bagdadi— consistió en cambiar de banda y facilitar la entrega de la “capital del califato” de Daesh en Irak al Ejército, publicó el viernes la agencia británica de noticias Reuters, citando a los residentes y fuerzas de seguridad locales.

La fuente precisa que el objetivo de la conspiración era “socavar” la defensa de Daesh en la ciudad de Mosul, donde domina desde junio de 2014, mientras se acerca el Ejército para liberarla.

Hashim Hashimi, un experto en asuntos de Daesh, indicó a Reuters que los disidentes fueron detenidos uno por uno, después de que uno de ellos fuera visto con un mensaje en su móvil sobre la transferencia de armas.

Durante la interrogación, el detenido confesó que iban a esconder las armas en tres lugares, para luego utilizarlas a favor de las fuerzas iraquíes cuando lleguen a las puertas de Mosul. Los simpatizantes de Daesh, según Hashimi, atacaron los tres lugares el pasado 4 de octubre.

Este grupo takfirí ordenó la ejecución de 58 de los posibles disidentes. La fuente agrega que todos murieron ahogados y sus cuerpos fueron enterrados en una fosa común en una zona desértica, ubicada fuera de la ciudad.

Este grupo ultraviolento indicó a las familias que habían venido en busca de los cadáveres de sus seres queridos que “no cuerpos, no sepulcros para los traidores”.

Reuters afirma que el comandante que lideró el complot también fue ejecutado, pero no hará pública su identidad para no arriesgar la seguridad de su familia ni los que habían hablado en Mosul del plan.

Sabah al-Numani, portavoz del servicio antiterrorista en Bagdad, capital iraquí, observó que lo ocurrido demuestra claramente que Daesh “está perdiendo el apoyo, no solo entre el pueblo sino entre sus miembros”.

La fuente también expresó que luego del fallido intento de golpe, Daesh retiró las tarjetas especiales que había entregado a sus comandantes, en un intento por impedir su huida de Mosul.

*Con información de Europa Press, HispanTV y Reuters

(Visited 112 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus