Israel acuerda casi 4.000 millones por 10 años con Estados Unidos en un acuerdo militar record

Israel acuerda casi 4.000 millones por 10 años con Estados Unidos en un acuerdo militar record

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente*, 5 de Agosto de 2016 – El jefe en funciones de la Agencia israelí de Seguridad Nacional, Jacob Nagel, viajó la semana pasada a Estados Unidos para tratar de cerrar un acuerdo de cooperación estratégica con Washington que es negociado desde finales de 2015 y que ha causado una de las crisis más graves entre ambos países.

Esto representa un giro sorprendente de Netanyahu, que enfureció a la administración de Obama al comprender con su gabinete que Israel podría decidir esperar y “llegar a un acuerdo con la siguiente administración.”

Nagel partió hacia Washington para finalizar las negociaciones sobre la ayuda militar estadounidense durante los próximos diez años, informa el diario Yediot Aharonot, que lo cifra entre 3.500 y 3.700 millones de dólares anuales.

La crisis entre ambos países aumentó en abril con la difusión por 83 senadores estadounidenses, de los cien que hay en la cámara, de una carta pública en apoyo de una mayor ayuda financiera y militar para Israel, criticada por la Casa Blanca.

A medida que las conversaciones se prolongaron, Netanyahu comenzó a recibir presiones para ultimar un acuerdo para que el ejército israelí pueda proceder a su planificación a largo plazo. La posibilidad de que Israel siga financiando sus propias investigaciones y desarrollos militares en vez de comprarle armas a fábricas norteamericanas -como se estipula en la totalidad del resto de acuerdos de asistencia suscriptos por Washington- es punto principal de controversia. Los ministros de Finanzas y de Defensa de Israel, en tanto, se quejaron públicamente del retraso porque estaba creando incertidumbre y dificultando la planificación.

El acuerdo incluiría los 3.000 millones de asistencia entregados desde 1979, cuando se firmó el acuerdo de paz de Camp David, y otros entre 500 y 700 millones hasta ahora consignados como parte de proyectos especiales de interés común, en su mayoría los de un escudo contra misiles balísticos.

La principal diferencia es que en el decenio 2018-2027, Israel obtendrá conjuntamente toda la ayuda, lo que evitará que los distintos proyectos queden sujetos a la aprobación gradual del Congreso o de la Administración de turno.

A cambio se comprometerá a no intentar obtener más asistencia.

Según distintas fuentes, Netanyahu esperaba llegar a los 4.500 millones de dólares anuales, cifra a la que Obama se negó tajantemente, lo que provocó un alargamiento de las negociaciones por parte de Israel en espera de un nuevo ocupante de la Casa Blanca.

Finalmente, las advertencias de estrechos aliados de Israel en Washington y la necesidad de un horizonte de estabilidad en el presupuesto militar convencieron al primer ministro israelí de aceptar la propuesta del actual presidente.

Además de Nagel, viajó a Estados Unidos el comandante en jefe del Ejército israelí, el general Gady Aizencot, quien participará en los esfuerzos para que el acuerdo se firme antes de octubre.

*Con información de la Agencia EFE y Noticia Libre

(Visited 150 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus