Irak: Ejército confisca armas israelíes en Al-Anbar

Irak: Ejército confisca armas israelíes en Al-Anbar

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente/Al Mayadeen, 30 de diciembre de 2015 – Las fuerzas de seguridad iraquíes confiscaron una cantidad de armas de fabricación israelí a los terroristas del grupo takfirí Daesh, en la provincia occidental de Al-Anbar.

Fuentes locales informaron que las armas fueron incautadas durante los enfrentamientos en la ciudad de Al-Ramadi. El cargamento incluyó armas modernas diseñadas para los francotiradores, además de municiones fabricadas por países europeos.

A juicio de expertos, el gobierno de Tel Aviv no escatima esfuerzo para crear caos en el Medio Oriente a fin de distraer la opinión pública internacional sobre la causa palestina y garantizar la seguridad de los territorios ocupados por un lado y golpear el eje de la resistencia antisraelí por otro.

Con este objetivo, Israel apoya abiertamente a los grupos terroristas del Frente Al-Nusra en los altos de Golán, hecho confirmado por los medios israelíes como Haaretz.

Dicho periódico confirmó que Tel Aviv arma a Al-Nusra, transfiere a los terroristas heridos de esta banda a hospitales en los territorios ocupados y tras ofrecerles tratamientos médicos, les envía de nuevo a combatir contra el Ejército sirio.

También trascendió que Ejército iraquí y las fuerzas populares aniquilaron a unos 813 miembros del grupo terrorista Daesh, durante la operación para liberar la ciudad de Ramadi.

Durante una reunión con varios jefes militares del país, con motivo de la liberación total de la mencionada ciudad iraquí de manos de los terroristas de Daesh, el ministro iraquí de Defensa, Jaled al-Obeidi, anunció que las tropas del gobierno lograron destruir al menos 56 coches bomba en diferentes zonas y barrios de Ramadi.

Al-Obeidi consideró la recuperación completa de Ramadi, como un duro golpe a los terroristas de Daesh, y aseguró que las tropas iraquíes continuarán sus operaciones antiterroristas hasta la expulsión total de esa banda takfirí del territorio iraquí.

Por otra parte, el ministro iraquí de Educación, Mohamad al-Iqbal, declaró que unas 260 escuelas en la citada localidad quedaron totalmente destruidas, péridsa evaluada en 500 millones de dólares.

Igualmente trascendió que parte de los ingresos que percibe Daesh proviene de la venta de los cuerpos de sus víctimas.

Fuente local iraquí aseguró que los miembros del Daesh en Mosul venden a las familias los cadáveres de sus seres queridos, asesinados por esta banda.

Según la agencia rusa de noticias Sputnik, la fuente declaró que Daesh solo entrega los cuerpos a las familias a cambio de dinero, proceso que se realiza en las iglesias de Mosul.

Cada cadáver, añade la fuente, tiene su propio precio dependiendo de cómo se le dio muerte: decapitación, fusilamiento, lapidación o haber sido lanzado desde una altura; son algunos de los métodos, entre muchos otros, que emplea esta banda terrorista takfirí para ejecutar.

Por cada bala que utiliza el grupo terrorista para matar a sus rehenes pide casi 800 dólares y para ganar más dinero, los asesina con más de tres balas, dice la fuente, que pidió permanecer en el anonimato.

Los takfiríes de Daesh cometen crímenes infrahumanos para conseguir dinero; desde la venta de petróleo y monumentos históricos hasta la venta de los cadáveres de sus víctimas y de mujeres.

(Visited 111 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus