Al Manar: Arabia Saudí no ganará la guerra ya perdida por Israel contra el canal

Al Manar: Arabia Saudí no ganará la guerra ya perdida por Israel contra el canal

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente*, 8 de diciembre de 2015 – Al Manar dijo que la decisión de Arabsat de bloquear su señal en el satélite constituye una decisión política y señaló que el Grupo de Comunicación Libanés continuará con su política de permanecer al lado de los pueblos oprimidos de nuestra nación.

Así lo afirmó Ibrahim Farhat, el director general de Al Manar: “Ella es un resultado de la fracasada política de Arabia Saudí, empezando en Siria y terminando en Yemen”.

“Desde el principio, Al Manar ha permanecido al lado de la resistencia y las causas legítimas de nuestra nación, y en su cúspide la causa palestina”, expresó.

“Ellos quieren canales de una sola tendencia. Ellos quieren canales que busquen la división”, dijo el director general de Al Manar en referencia a Arabia Saudí, que es el principal financiador del operador por satélite Arabsat.

“Ellos no ganarán esta batalla. Esta batalla ya fue perdida antes por Israel en Julio de 2006, cuando nuestras instalaciones fueron destruidas. Sin embargo, Al Manar continuó su labor y continuará haciéndolo, Dios mediante”, manifestó.

Aviones israelíes bombardearon el edificio de Al Manar en Beirut en julio de 2006. Sin embargo, el canal reanudó la programación dos minutos después del bombardeo desde un estudio secreto de apoyo y nunca dejó de emitir durante la guerra de 33 días de Israel contra el Líbano.

El pasado viernes, Arabsat bloqueó de repente la señal de Al Manar sin dar ninguna explicación y en violación del contrato.

Anteriormente, el canal libanés panárabe Al Mayadeen sufrió el mismo bloqueo por parte de Arabsat.

Por su parte, el director general del Ministerio de Información de El Líbano, Hassan Falha, reprobó la decisión de la compañía saudita proveedora de servicios satelitales Arabsat de vetar la transmisión del canal Al Manar.

“La solidaridad es un deber ético y profesional”, comentó Falha en declaraciones a la propia televisora, mientras el Comité de Información del Parlamento nacional efectuaba una sesión urgente para estudiar el caso y tomar una posición oficial.

Recordó que en las reuniones del Consejo de Ministros árabes de Información se puso sobre la mesa en más de una ocasión la eventualidad de prohibir las emisiones por satélite de Al Manar, el canal televisivo del movimiento de resistencia libanesa Hezbolá (Partido de Dios, en árabe).

“Cuando dices que deseas prohibir un canal de un transmisor de satélite, es como si estuvieras ordenando la ejecución del canal”, remarcó al reaccionar a la medida de presión de Arabsat, conocida dos meses después de aplicar otra similar al canal Al Mayadeen, que tiene su sede en Beirut.

La televisora ha criticado de la coalición militar que encabeza Arabia Saudita contra Yemen para aniquilar al movimiento insurgente Ansar Allah y restituir en el poder al presidente de aquel país, Abdo Rabbo Mansour Hadi.

También reprueba la hostilidad del reino wahabita y del Consejo de Cooperación del Golfo hacia el gobierno de Siria, y el apoyo logístico, financiero y político que -asegura- brindan a grupos opositores armados.

Falha advirtió que esta nación se enfrenta hoy a un “tema esencial relacionado a su soberanía”, no sólo en dicho ministerio, sino también en los poderes político, ejecutivo, legislativo y judicial.

Por su lado, el diputado Hassan Fadlallah, presidió la reunión de la comisión parlamentaria que propuso reevaluar la relación del Estado con Arabsat tras la medida contra Al Manar.

Esa reunión contó con la presencia del ministro de Información, Ramzi Jreij, y representantes de medios audiovisuales.

El vicepresidente del Supremo Consejo Islámico Chiita, Cheikh Abdel Amir Qabalan, valoró la decisión de la compañía saudita de perjudicial y carente de base en estándares profesionales, además de que desafía la libertad de prensa.

“No hay justificación alguna para tal medida, pues eso hará escalar la tensión sectaria que sacude al mundo árabe e islámico”, opinó el domingo el clérigo islámico al pedir a Arabsat que rectifique porque “retractarse de un error cometido es una virtud”.

(Visited 52 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus