Nuevos hechos represivos en las monarquías del Golfo Pérsico

Nuevos hechos represivos en las monarquías del Golfo Pérsico

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente/HispanTV, 24 de noviembre de 2015 – Un ciudadano kuwaití fue condenado este lunes a cuatro años de prisión por presuntamente insultar al Gobierno de Arabia Saudí en las redes sociales.

No es la primera vez que los servicios de inteligencia de Kuwait arrestan a activistas por insultar a Riad; anteriormente detuvieron a varias personas por haber ridiculizado la muerte del Rey Abdalá bin Abdelaziz, fallecido el pasado 23 de enero.

Kuwait considera tales actos como amenazas para su seguridad nacional y ruptura de las relaciones con los países amigos; y procesa a cualquier persona que insulta al Gobierno o las autoridades saudíes.

Por su parte, un tribunal de Baréin revocó el lunes la ciudadanía a 13 personas por haber participado en las manifestaciones antigubernamentales, entre ellas un fotógrafo.

Tras acusarlas de unirse a una célula terrorista, esta corte condenó, asimismo, a tres de estas personas a 15 años de prisión y a otras diez a 10 años.

El número de ciudadanos bareiníes que se les quitó la nacionalidad por mostrar su oposición al régimen de Baréin ha llegado ya a 225 personas.

Días atrás, se conoció un nuevo informe de la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) que acusa al régimen de Baréin de infligir “malos tratos y torturas” a los detenidos durante los interrogatorios.

El documento de 84 páginas, titulado “La sangre de las personas que no cooperan: Continúan la tortura y los malos tratos contra los detenidos en Baréin”, recoge las declaraciones de 10 ciudadanos bareiníes que dicen haber sufrido diferentes tipos de tortura, por ejemplo: descargas eléctricas, frío extremo, abusos sexuales y suspensión en posturas dolorosas, incluso por sus muñecas.

“Las afirmaciones de Baréin y de sus aliados sobre que la autoridades (del régimen de Al Jalifa) ya no practican la tortura en sus prisiones simplemente no resultan creíbles”, repitió Joe Stork, subdirector para Oriente Medio y el Norte de África de HRW.

Además, la organización denuncia que las autoridades bareiníes han pospuesto indefinidamente la visita programada al país del relator especial de las Naciones Unidas sobre la Tortura.

En declaraciones tras la divulgación del informe, Stork denunció que las evidencias indican que las fuerzas de seguridad del régimen bareiní siguen practicando la “cultura de la impunidad”.

Baréin dijo haber puesto fin a la tortura de prisioneros, pero HRW revela que en los centros de detención del país árabe siguen vigentes las torturas más brutales, ya documentadas en 2011 por la Comisión Independiente de Investigación de Baréin (BICI, por sus siglas en inglés).

El mes pasado, la Asociación de Derechos Humanos de Baréin denunció la brutal tortura aplicada a un detenido de 15 años.

(Visited 64 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus