Polémica por los vehículos Toyota que posee el Estado Islámico

Polémica por los vehículos Toyota que posee el Estado Islámico

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente*, 14 de octubre de 2015 – Rusia pidió a Estados Unidos (EEUU) que deje de inventarse cuentos sobre misiles de cruceros rusos en Irán y que se dedique a abordar el problema de cómo llegaron a parar vehículos Toyota a manos del grupo autodenominado Estado Islámico (EI), informó el Ministerio de Defensa ruso.

“Fuentes anónimas comentaron sobre la caída de un misil (de crucero ruso en Irán), y esas mismas fuentes no saben cómo fueron a parar las camionetas Toyota a manos del EI. En lugar de inventarse cuentos sobre los misiles de crucero rusos, mejor deberían abordar el tema de sus camionetas”, precisó la portavoz oficial del ministerio de Defensa ruso María Zajárova, citada por RIA Novosti.

El pasado 7 de octubre, la unidad sobre financiación de terrorismo del Departamento de Tesoro de EEUU preguntó a dicho fabricante por qué tantos de sus vehículos han podido acabar en manos de terroristas en Libia, Siria e Irak.

En su defensa, la cadena automotriz ofreció toda la información sobre sus ventas en Medio Oriente e indicaron que desconocen como esas camionetas han llegado a manos de integrantes del grupo terrorista.

Toyota aseguró que desde el 2012, la cadena no ha vendido vehículos en Siria; aún cuando siguen haciéndolo en Irak. Precisaron que dentro de sus cláusulas se encuentran el “no vender sus productos a paramilitares o terroristas”.

Según el embajador de Irak en EEUU Lukman Faily, cientos de Toyota absolutamente nuevos han acabado en manos del EI en los últimos años.

En Estados Unidos ha “causado suspicacia” el hecho de que en muchos vídeos e imágenes del autodenominado Estado Islámico (EI) aparecen vehículos todoterreno de la marca japonesa Toyota.

Días atrás, el Instituto Ron Paul para la Paz y la Prosperidad aseguró que ha “resuelto el enigma” sobre los cientos de vehículos de la marca japonesa Toyota que están en manos de los milicianos del EI. Según informes de 2013 y 2014, el Departamento de Estado de EEUU y el gobierno británico suministraron esos autos al Ejército Libre Sirio -que lucha contra la administración de Bashar Al Assad- y luego pasaron a manos del grupo Estado Islámico.

Este organismo se ha basado en dos informaciones, una ofrecida por la Radio Pública Internacional (PRI, por sus siglas en inglés) en abril de 2014, cuando indicó que Estados Unidos facilitó “43 camiones de la marca Toyota a los rebeldes sirios”; y otra que publicó el diario The Independent en 2013, que escribió que “sin duda, el Gobierno británico también ha suministrado vehículos a los terroristas que luchan dentro de Siria”.

“Gran parte de esto no es nuevo. La pregunta sigue siendo ¿por qué el Tesoro estadounidense lleva a cabo esta farsa transparente? Tal vez en Washington crean que, si son los únicos que se plantean la pregunta obvia de cómo el EI ha conseguido desplegar un gran número de tropas mecanizadas en medio del desierto sirio, nadie va a sospechar que tienen un papel en ello”, planteó el analista político y columnista Tony Cartalucci.

Cartalucci sostuvo que el Tesoro estadounidense “ha preguntado a la parte equivocada” y sugirió que debería de haber planteado esta cuestión ante su propio Departamento de Estado.

“A la hora de elegir a sus socios y restablecer la seguridad y el orden en Oriente Medio y el norte de África, la operación de Rusia y lo que tendría que convertirse en una coalición antiterrorista con un apoyo masivo debe recordar la criminalidad de EEUU y sus aliados”, sentenció el analista.

*Con información de Telesur, Ria Novosti y Russia Today

(Visited 195 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus