Aumentan a 128 los muertos en el doble atentado de Ankara

Aumentan a 128 los muertos en el doble atentado de Ankara

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente*, 12 de octubre de 2015 – El pro kurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) de Turquía ha elevado a 128 el balance de víctimas mortales por el doble atentado registrado el sábado en Ankara, a pesar de que el Gobierno sigue manteniendo en 95 el número oficial de fallecidos. El HDP ha asegurado en Twitter que ya ha podido identificar a 120 de los 128 fallecidos en el atentado, que no ha sido reivindicado todavía por ninguna organización. Los ocho cuerpos restantes son “inidentificables”, según un mensaje del partido.

El Ejecutivo, sin embargo, no ha ofrecido este domingo ninguna nueva información en cuanto a víctimas mortales y se ha limitado a actualizar el balance de heridos. Unas 160 personas continúan ingresadas en hospitales, 65 en estado crítico.

La oficina del primer ministro, Ahmet Davutoglu, ha cifrado en 52 el número de víctimas ya identificadas y ha adelantado la inminente identificación de otras 25, una vez concluyan las autopsias. Los cuerpos de 36 de los fallecidos ya han sido entregados a sus respectivas familias, según un comunicado recogido por la agencia oficial Anatolia.

El atentado del sábado en Ankara es el mayor ataque terrorista de la historia de Turquía y supera a los perpetrados por Al Qaeda en Estambul en el año 2003, que provocaron 60 muertos.

AKP es el culpable

La co-presidencia del Consejo Ejecutivo de la Unión de Comunidades de Kurdistán (KCK) ha hecho pública una declaración sobre los atentados, en la cual destacó que el refuerzo de la lucha democrática es la única manera de eliminar la mentalidad y la política que causaron esta masacre y el conflicto en el país. La organización instó a todas las fuerzas democráticas, al pueblo de Turquía y al pueblo kurdo a protestar por la masacre de Ankara y contra sus autores.

Recordando que la masacre de Ankara ha sido el tercer asesinato en masa desde el inicio del proceso electoral, después de las de Amed y Suruç, la KCK dijo que el gobierno del AKP es el responsable y denunció que el partido liderado por Erdogan ha colaborado con el Estado Islámico (EI) y otros grupos similares.

“Afirmar que estas masacres han sido perpetradas por el EI o algunas otras organizaciones significaría ignorar la mentalidad del AKP, su política, sus prácticas, y la distorsión de la verdad. El hecho de que estas masacres son contra los grupos sociales que el AKP ve como un enemigo también revela que en realidad está detrás de ellas. Usando los nombres de algunas organizaciones como una máscara, el gobierno del AKP quiere eliminar a todos los grupos de oposición uno por uno”, expresó el comunicado.

La KCK declaró además que el AKP considera válidos cualquier método o práctica para mantenerse en el poder: “Esta masacre debe verse como una conspiración llevada a cabo por el gobierno del AKP para permanecer en el poder, es similar a la masacre que perpetró antes de las elecciones del 7 de junio cuando vio que iba a perder las elecciones”.

La organización señaló como significativo que la masacre tuvo lugar precisamente el mismo día en que el movimiento kurdo declaró un cese de fuego para garantizar la seguridad de las elecciones y evitar que el AKP manipule al proceso electoral en su favor.

De acuerdo con la KCK, esta masacre también ha revelado que el gobierno del AKP quiere celebrar los comicios en un ambiente de conflicto y continuar en el poder sobre esta base. El comunicado expresa que “el AKP ha recurrido a esta masacre después de prever que va a perder también esta elección si se llevan a cabo en circunstancias normales. Al considerar el vínculo entre estas masacres y las elecciones queda claro que el autor es, sin duda, nadie más que Erdoğan y su equipo contra-guerrilla, el Gladio del Palacio”.

El comunicado advirtió que el ahora ilegítimo gobierno del AKP inició una guerra que quiere continuar para mantener su poder sobre el país.

La KCK declaró que reforzar la lucha democrática es la única manera de eliminar la mentalidad y las políticas que han causado esta masacre y el conflicto en el país.

“Turquía no puede resolver ninguno de los problemas del país y lograr la paz en el interior o en el exterior con el AKP en el poder. El país puede evitar este tipo de masacres y conflictos, y garantizar una paz y estabilidad duraderas solamente si se deshace del gobierno del AKP y se establece un gobierno democrático. En este sentido, todas las fuerzas democráticas deben unirse y actuar conjuntamente con el fin de reforzar la lucha por la democracia. Es el momento de llevar a los autores de las masacres a que rindan cuenta, de deshacerse del gobierno del AKP y de crear una Turquía democrática”, aseveró la KCK.

*Con información de Europa Press Y Rojava Azadi

(Visited 52 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus