Crece la tensión entre Turquía y Rusia

Crece la tensión entre Turquía y Rusia

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente*, 7 de octubre de 2015 – El gobierno de Turquía ha anunciado este martes un nuevo caso de acoso por parte de un caza Mig-29 no identificado a aviones turcos en la frontera con Siria.

“Un avión Mig-29 de nacionalidad indeterminada enfocó, durante un total de 4 minutos y 30 segundos su radar (de disparo)”, sobre los aparatos turcos, han informado las Fuerzas Armadas de Turquía en un comunicado.

Según la nota, el incidente ha ocurrido cuando los cazas F-16 turcos estaban patrullando a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria, aunque no ha especificado dónde han tenido lugar exactamente los hechos.

El incidente ha elevado la tensión entre Ankara y Moscú a tal punto que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha amenazado a Rusia con romper las relaciones entre los dos países.

“Nuestras buenas relaciones con Rusia son obvias. Pero podrían perdernos. Si Rusia pierde a Turquía, perdería mucho (…) La OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) ha emitido un duro ultimátum. No podemos tolerarlo (las violaciones). Ha habido pasos que no deseamos. Turquía no puede aceptarlos. Esto es algo que va más allá de los principios de la OTAN”, ha declarado.

En respuesta, el Ministerio de Defensa ruso ha invitado a representantes militares turcos a Moscú para abordar el tema e impedir en el futuro incidentes similares.

“Nos alegraremos de recibir en Moscú a representantes del Ministerio de Defensa de Turquía” para evitar “malentendidos” durante la operación militar de la aviación rusa en Siria, ha señalado el viceministro de Defensa ruso, Anatoli Antonov.

En un incidente similar, el 3 de octubre pasado, un Su-30 ruso entró brevemente, durante unos segundos, en el espacio aéreo de Turquía. En reacción, el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, amenazó con “atacar” a los cazas rusos si volvían a violar el espacio aéreo de su país.

El enviado de Rusia a la Alianza Atlántica, Alexánder Grushkó, expresó que “da la impresión de que el incidente en el espacio aéreo de Turquía fue utilizado para incluir a la OTAN como organización en la guerra informativa desatada en Occidente, que tergiversa y desfigura los objetivos de la operación que realizan las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia en Siria”,

Según Grushkó, “los incidentes de este tipo se aclaran por canales bilaterales o militares”. El enviado ruso agregó que “el hecho de que se haya hecho caso omiso de las aclaraciones de la parte rusa muestra precisamente las verdaderas intenciones de los que abogaron por convocar el Consejo (de la OTAN el 5 de noviembre)”. Grushkó afirmó que “la inclusión en el texto de unas formulaciones repetidas de que los ataques se realizan no contra el Estado Islámico y van acompañados de muertes entre la población civil no es sino una prueba más de lo mismo”.

Desde el inicio de la crisis siria en 2011, el gobierno de Erdogan no ha escatimado esfuerzos para acabar con el Ejecutivo sirio, y ha brindado todo tipo de ayuda a los que llama los “opositores moderados”.

Aplazamiento de gasoducto en Turquía

En medio de las tensiones entre ambos países, el consorcio ruso Gazprom adelantó hoy un eventual aplazamiento del gasoducto binacional “Flujo turco” al menos por un año, ante la ausencia de un convenio con Turquía y el conflicto gasístico con Ucrania.

“Podemos sin problema alguno iniciar la construcción del primer tramo en diciembre de 2016 y en ello no hay nada traumático”, expresó el vicepresidente del consejo de directores de Gazprom Alexander Medvédev.

Explicó que por cuanto no se consumó hasta la fecha un convenio intergubernamental entre Rusia y Turquía, deberá aplazarse el plazo del proyecto.

Durante su visita a Ankara, a inicios de diciembre de 2014, el presidente ruso, Vladimir Putin, concretó importantes acuerdos económicos y comerciales con el país euroasiático, socio en estructuras regionales de integración, como los foros de cooperación del Mar Negro y Mar Caspio.

El gobierno Erdogan no solo se comprometió a comprar más volúmenes de gas ruso, sino que selló un acuerdo con Moscú para la construcción del gasoducto Flujo turco, en reemplazo de “Flujo del Sur”, boicoteado por Estados Unidos y la Unión Europea.

A cambio de más suministros y un descuento de la tarifa de 6,0 por ciento a partir del 1 de enero de 2015, Turquía dio garantías para la construcción de las tuberías en territorio nacional hasta las fronteras con Grecia, y de ahí hacia el sur y centro europeo, según el proyecto de Gazprom.

Rusia se encargaría de la instalación de las tuberías por las profundidades del mar Negro hasta las costas turcas.

En cuanto al contenido de los intercambios ruso-turcos sobre el particular, Medvédev indicó que los ministerios de Energía de los dos países trabajan en la redacción del convenio bilateral.

La contraparte turca no solo ratificó el apoyo a la construcción del tramo correspondiente interno, sino a los cuatro ramales en cuestión, subrayó el directivo de Gazprom.

Consideró, empero, difícil de pronosticar la fecha en que podrá suscribirse la avenencia comercial, si antes o después de las elecciones en ese país, fijadas para el 1 de noviembre, pero descartó que el asunto esté relacionado con la situación en Siria.

Recientemente, el presidente de Gazprom, Aléxei Miller, anunció una reducción a la mitad de la potencia del bombeo a “Flujo turco” hasta unos 32 mil millones de metros cúbicos de gas.

En sentido general, Rusia y Turquía conceden un carácter estratégico a las relaciones bilaterales, no solo por la dimensión geopolítica, sino por una dinámica particular en el intercambio económico y comercial.

Adicionalmente, Ankara es clave en la proyección del Kremlin de explorar rutas alternativas de los hidrocarburos hacia Europa, para evitar la dependencia de Ucrania y los conflictos originados en la última década, tras las llamadas guerras del gas ruso-ucraniana.

Según Gazprom, no hay planes de reducción de los suministros a Europa. Comparativamente los volúmenes actuales superan los 159-160 mil millones de metros cúbicos, frente a 146,3 mil millones de saldo en 2014, ilustró el vicepresidente del principal exportador de gas en Rusia.

*Con información de HispanTV, Ria Novosti y Prensa Latina.

(Visited 68 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus