Mueren tres palestinos en menos de 48 horas a manos de tropas israelíes

Mueren tres palestinos en menos de 48 horas a manos de tropas israelíes

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Resumen Medio Oriente*, 6 de octubre de 2015 – La última víctima, un niño de 13 años, ha muerto de un disparo en Belén. Otro joven murió en Jerusalén y uno más en Tulkarem. La Media Luna ha atendido a 457 palestinos heridos.

La escalada de violencia entre palestinos e israelíes en los territorios ocupados continuó este lunes. En menos de 48 horas, desde la muerte de dos israelíes y los atacantes palestinos en la Ciudad Vieja de Jerusalén, han muerto otros tres palestinos, uno de ellos un niño de 13 años.

Abdel al-Rahham Shadi Abdala Obeidallah, de 13 años, ha muerto por la mañana por un disparo en el pecho en el campo de Refugiados de Aida, cerca de la ciudad cisjordana de Belén, informan fuentes palestinas.

El niño palestino fue trasladado desde el campo de refugiados de Aida al hospital en la villa adyacente de Beit Jalah donde le operaron de urgencia. Posteriormente, sin embargo, murió de las heridas.

Durante la noche del domingo, un joven de 22 años murió cerca del puesto de control militar de Tulkarem, al noroeste de Cisjordania.

También se han producido disturbios en la ciudad de Hebrón, al sur del territorio, con el resultado de varios heridos.

457 palestinos heridos

Según Abed Manasra, portavoz de la Media Luna Roja en Cisjordania, sus servicios médicos han atendido desde el domingo a 457 palestinos heridos en disturbios en Cisjordania y Jerusalén Este, de los que unos 155 han sufrido heridas de munición real o de balas de acero recubiertas de goma y el resto han tenido que ser atendidos por inhalación de gases lacrimógenos.

En los enfrentamientos, los palestinos utilizan piedras, neumáticos ardiendo y cócteles molotov.

Israel ha incrementado la seguridad en Cisjordania y Jerusalén Este y ha vetado durante dos días el acceso de palestinos a la Ciudad Vieja, exceptuando a los residentes, comerciantes y a quienes estudian o trabajan en los colegios de la ciudadela.

La tensión entre los ocupantes israelíes y los palestinos se ha elevado en los últimos meses por los enfrentamientos en la explanada de las mezquitas en Jerusalén y la inexistencia de negociaciones de paz.

Septiembre deja más palestinos víctimas de represión israelí

Muertos, heridos, desplazados y decenas de viviendas demolidas es el saldo dejado en septiembre por la represión israelí en los territorios palestinos ocupados, según un informe divulgado hoy en Naciones Unidas.

De acuerdo con el reporte mensual de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), tres palestinos perdieron la vida en el mes recién concluido, 195 resultaron heridos y 145 desplazados, mientras fueron destruidas 145 estructuras en Cisjordania, donde Tel Aviv mantiene la colonización con nuevos asentamientos.

El documento circulado aquí refleja que a mediados de septiembre escaló la violencia en la Ciudad Vieja de Jerusalén, sobre todo en la mezquita de Al Aqsa.

Las tensiones continúan allí, lo que llevó al Consejo de Seguridad a realizar un llamado a la calma, precisó la Oficina.

Miles de palestinos protestan por las provocaciones de judíos extremistas en el templo y los cierres y controles de acceso establecidos por los ocupantes, incidentes que han dejado víctimas de ambas partes y daños materiales.

La OCHA señaló que el escenario hostil crece con la expansión de los asentamientos, una práctica considerada ilegal por la ONU, y para muchos el mayor obstáculo para las negociaciones de paz que lleven a la solución de los dos Estados.

El debate de alto nivel de la Asamblea General, celebrado la pasada semana, reiteró el pedido de la comunidad internacional del cese de la ocupación israelí y del retorno al diálogo.

En ese foro, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, denunció la agresividad de Tel Aviv e informó que el pueblo árabe no seguirá cumpliendo los acuerdos de Oslo (1993), porque su vecino nunca lo ha hecho.

Por su parte, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, acusó a los palestinos de no querer la paz y criticó a la ONU por lo que calificó de constantes ataques contra Tel Aviv.

*Con información de RTVE y Prensa Latina

(Visited 41 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus