Estamos viviendo una guerra mundial en el Medio Oriente

Estamos viviendo una guerra mundial en el Medio Oriente

Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

José Luis Carrillo/Resumen Latinoamericano/Contrapunto, 10 de agosto de 2015 – El portavoz del Comité de Seguridad y Amistad de América Latina, de visita en Caracas, asegura que las potencias occidentales buscan una intervención en Siria y una guerra civil en Turquía.

Desde 1923, cuando el tratado de Lausana (Suiza) anuló el tratado de Sèvres (Francia) que establecía la conformación de un Estado kurdo y asignaba varios distritos a la recién creada Armenia, estos pueblos comenzaron la lucha para defender sus derechos, enfrentando una fuerte opresión en Turquía, Siria e Irak.

Entre 1915 y 1923 habían sido asesinados un millón 500 mil armenios y en la década de los 30 lo serían 500 mil kurdos. Actualmente, los kurdos avanzan frente al Estado Islámico en Siria, mientras en Turquía formaron parte de una coalición política de izquierda, el HDP, que obtuvo seis millones de votos (13%) en las elecciones legislativas de hace un mes, lo que se tradujo en 80 diputados de 550.

Pero la paz relativa que se vivía desde 2013 se vio truncada por ello. Al no tener la mayoría absoluta, el mandatario de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, no pudo conformar gobierno y calificó al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) como terrorista, y más de dos mil activistas de la organización fueron detenidos. El ambiente que se vive es de pre-guerra civil, cuando se tienen previstas nuevas elecciones en noviembre.

Mehmet Alí Dogan, antropólogo kurdo, y portavoz del Comité de Solidaridad y Amistad de América Latina, se encuentra en Venezuela actualmente dictando algunas conferencias para explicar la situación de su pueblo. Él asegura que las potencias occidentales buscan generar una guerra civil en Turquía y propiciar la invasión de Siria para tomar el control de la región, que cuenta con grandes recursos petroleros.

“En 2005 crearon una nueva organización: KCK, la Unión de las Comunidades de Kurdistán, que une a todas las organizaciones y movimientos sociales en cuatro partes del Kurdistán. Ahora cuenta con más de 400 movimientos sociales, partidos políticos y las Fuerzas Armadas de Autodefensa”, explica Dogan en entrevista exclusiva con Contrapunto, en la que resaltó que la organización hace frente “al Imperio y a mercenarios del imperio que se llaman el Estado Islámico en Siria e Irak” ante quienes cuentan a su favor con la Unión de Comunidades de Defensa de Siria (IPG), y la IPJ (de mujeres). “Los kurdos lograron crear un frente amplio, un partido de masas con participación de kurdos, turcos, armenios, asirios, griegos que viven en Turquía”, detalló en la conversación.

Explicó que en la década de los 70 surgió el movimiento de izquierdas en Turquía. “Jóvenes kurdos, intelectuales, hicieron parte de este movimiento y fundaron en 1978 el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), marxista leninista al principio y que tenía el modelo de Vietnam y del Che Guevara. El partido ganó fuerte simpatía y en 1980 hubo golpe de Estado en Turquía. La historia de Turquía es similar a la de América Latina, con golpes de Estado. Los dirigentes del PKK, pocos, se refugiaron en campos palestinos, donde estuvieron con sus hermanos del Frente Nacional de Liberación de Georgia y fundaron la primera guerrilla kurda, en 1984”.

Destaca Dogan que en menos de un año hubo 600 mil arrestos y que desde 1980 hasta hoy hay 18 mil desaparecidos, más de 5 mil asesinatos extrajudiciales, ahora mismo 12.000 presos políticos, mil son niños. “No había ninguna manera de lucha democrática, pero la lucha armada ganó simpatía. En 1984 llegaron a 8.000 efectivos del PKK.”.

Aunque el PKK sigue su tendencia izquierdista, se alejó del marxismo dogmático y actualmente se opone a la idea de la creación de un gran Estado kurdo. En cambio propone una confederación de naciones democráticas donde los diferentes pueblos tengan igualdad de derechos.

-Esa idea del Estado kurdo cambió hacia una confederación de Estados. ¿Por qué ocurrió el cambio?

-Hay dos movimientos principales de los kurdos. Está el KCK, una unión de las comunidades del Kurdistán del cual el PKK es miembro y es vanguardia ideológica, y está el PDK, Partido Democrático del Kurdistán, que está en el gobierno autónomo del Kurdistán en Irak. El PDK tiene control sobre el 60% del petróleo de Irak, y es aliado de EE.UU e Israel.

El PDK, cuando hubo la intervención de mercenarios de Isis, hizo una declaración que formaba parte del escenario imperial. ‘Hay que dividir Irak en tres Estados. Barzani, presidente de PDK, dijo ‘la fragmentación es. Vamos a declarar la independencia’, y los primeros presidentes que saludaron este pronunciamiento fueron Netanyahu (Israel) y Obama (EE.UU), pero la mayoría de los kurdos están en contra de eso.

Sostiene Dogan que la liberación no es la creación de un Kurdistán independiente, y que no redundará en beneficio de los kurdos el fragmentar esa zona.

“Turquía es muy grande, la parte occidental se llama Istambul, la ciudad más grande, 14 millones de habitantes, de los cuales seis millones son kurdos, que no llegaron hace dos años; hace siglos que viven allá. No vamos a crear un Kurdistán independiente como Israel invitando a los kurdos, en diáspora a regresar a su tierra santa. Eso es reaccionario. Se trata de hermandad entre pueblos. La lucha que van a dar los pueblos no es lucha étnica, es social. Este movimiento es un obstáculo principal al imperio que quiere dividir Siria en tres Estados, uno Sunnita, otro árabe y otro kurdo. Pero los kurdos defienden la unidad de Siria, dicen que hay que transformar Siria, que se llama República Árabe de Siria. Bashar Al Asad tiene que transformarse. Una guerra interna entre árabes y kurdos es el plan imperial, pero no se puede permitir que Siria continúe su política negacionista de los kurdos, armenios, asirios, arameos, que viven en esta zona. Queremos un Estado plurinacional, parecido a Bolivia, llamamos confederalismo democrático”.

Detalla que la idea es democratizar Turquía y hacer una confederación entre los pueblos. “Así podremos borrar las fronteras. Si mi tío vive en Siria y yo en Turquía, no puedo verlo porque hay minas en las fronteras”.

También traza un paralelismo con América Latina. “Es como ese sueño de Chávez, la Patria Grande de América Latina. El objetivo no es solo liberar a los kurdos sino, con los hermanos palestinos, judíos, árabes, armenios turcos, crear una patria grande del Oriente Medio. Ningún argumento puede legitimar la separación de pequeños estados nacionales árabes. En América Latina ¿cuántos libertadores tienen? El objetivo no es solo liberar Siria, Irak, Turquía, sino seguir la liberación hasta unir el Oriente Medio.

-Vemos como hecho curioso el surgimiento de una fuerza de izquierda en Oriente Medio donde por siglos hay ideas religiosas de conformación de la política y el Estado. ¿Cómo ha sido ese choque con esa tradición religiosa, en algunos casos patriarcal del Oriente Medio?

-Tiene razón. La sociedad de Irak, Turquía, Siria, Irán, es una sociedad donde el islamismo mata todo lo que sea progreso industrial, de igualdad. El PKK y KCK tienen su fuerza… Están haciendo no solo una revolución social, sino ante todo con la liberación de las mujeres, en una sociedad tan machista, tan islamista donde una mujer no puede salir de su casa sin casarse. Estamos hablando de un movimiento donde haya igualdad absoluta.

“El KCK tiene dos condiciones. Para ser miembro del partido tiene que aceptar la copresidencia. Si tienes un periódico, una cooperativa, debe estar representado por dos personas, una mujer y un hombre. Tienes una alcaldía, un alcalde y una alcaldesa. En Turquía tenemos 105 alcaldías. A pesar de la constitución turca, tenemos un alcalde y una alcaldesa. Eso gracias a la lucha de las mujeres, una lucha dura de 40 años, no solo contra el capitalismo sino contra el machismo. Se logró un movimiento donde la mujer de verdad tiene el poder. No solamente como imagen sino que en la práctica tiene el poder. En un mundo islamista crea más empatía, porque las mujeres son víctimas más graves del sistema. Es por esto que esa ideología trata a las mujeres como una clase aparente y es más oprimida que las clases populares, y eso creo que es una revolución, y hace que este movimiento gane más simpatía” sostiene Dogan.

-¿Cómo ven los procesos de reivindicación social en América Latina, primero en Venezuela con Chávez y luego otros países de la región?

-Para nosotros, luego de la revolución cubana, 1998 es una fecha histórica, no solamente para América Latina sino para el mundo. La revolución bolivariana permitió salir del bloqueo de Cuba y permitir otras revoluciones democráticas, Evo Morales, Rafael Correa, Nicaragua, progresistas como Kirchner en Argentina, Uruguay o Brasil. No digo que esté todo perfecto, pero hay un despertar antiimperialista. Para nosotros es muy importante. Venezuela es víctima de una agresión imperialista porque en ella está el corazón de la revolución de América Latina. Si vencen contra Venezuela pueden también debilitar la revolución en América Latina. Somos solidarios con la resistencia del pueblo venezolano con este sistema. El establecimiento de comunas, cooperativas, consejos comunales, milicias bolivarianas eran muy importantes para crear el poder popular y la autodefensa del pueblo.

“No podemos contar con un Estado para defender al pueblo. Un Estado es necesario sí, pero un ejército de un Estado no puede defender solo un pueblo. Son las fuerzas de autodefensa las que van a defender a este pueblo. En un Estado hay una burocracia. En Venezuela están tratando de hacer revolución en un país capitalista, existen empresarios neoliberales. Existen empresas multinacionales. Es una revolución democrática. El enemigo puede llegar más fácil al Estado. Es por eso que el paso del comandante Chávez, crear el poder popular, es importante”.

Dogan considera que el pueblo venezolano tiene que observar tres ejemplos. El de ellos en Turquía, el de Grecia y el de España con el partido Podemos. “En nuestro país el enemigo creó una polarización entre nosotros y la mayoría de la población de Turquía. Si nosotros somos terroristas no podemos comunicarnos con el pueblo turco, que está manipulado por el sistema. Pero nos reunimos con los compañeros turcos, armenios, asirios, griegos y ahora logramos seis millones de votos. Yo tengo miedo a polarización entre 51 y 49% en Venezuela. No podemos decir que 49% son todos burguesía. Quizás tenemos que hacer una autocrítica o comunicar de otra manera. Damos nuestro apoyo pero tal vez debemos comunicarnos mejor para vencer. La revolución de los venezolanos no es solo de los venezolanos. Nosotros le envíamos una carta al presidente Chávez cuando se encontraba enfermo en Cuba diciéndole ‘No tienes derecho de estar enfermo porque el mundo te necesita’”.

-Volviendo a Turquía. ¿Cuál es el panorama para la formación del Gobierno? ¿Si no hay acuerdo qué pasará?

-No va a tener acuerdo; es el plan imperial. Es por eso que provocan una guerra civil atacando la población civil, arrestando más de 200 mil compañeros y luego el atentado de Suruch, mataron 32 jóvenes que estaban en camino de construir un jardín infantil en Kobane y mataron más de 70 personas y hay 50 desaparecidos. Quieren provocar una guerra civil para establecer una polarización entre los pueblos turco y kurdo y así llegar a las elecciones de noviembre. Pero hicimos un sondeo hace dos semanas, creo que llegamos a 17%. El pueblo turco está cansado de esta guerra. (El Gobierno) tiene aparato militar, la represión, pueden hacer fraude. Pero tenemos otra garantía, 20 mil guerrilleros están acá para defendernos. Pero no queremos eso.

-¿Le han hecho propuestas para formar gobierno?

-El 21 de marzo de 2013 vivimos un proceso de paz. En enero el Gobierno aceptó 10 condiciones. Democratización, reconocimiento del pueblo kurdo, anulación de algunos códigos penales, por ejemplo, si dices ‘genocidio armenio’ te dictan dos años preso, si dices ‘yo soy kurdo, quiero autonomía o independencia’, dos años preso; formar una comisión de justicia y de verdad como hicieron en Argentina o Sudáfrica y permitir a la guerrilla dejar sus armas y hacer la política democráticamente. Pero hicieron todo para que la guerra regrese porque la paz en Turquía es como Colombia, quiere decir transferencia, democracia. Si hay paz en Colombia, Álvaro Uribe no vale nada.

-¿Cómo es la situación frente al Estado islámico?

-En Siria, están las Unidades de Autodefensa del Pueblo, IPG y de mujeres IPJ, y están avanzando sobre Isis; abandonaron la estrategia de defensa y están al ataque. Dicen ‘si no terminamos con Isis no vamos a liberar a los pueblos’. ¿Quién es Isis? es el imperio. Tenemos hechos concretos. Al Bagdadi, jefe de Isis estaba preso después de la intervención de los gringos en Irak como miembro de Al Qaeda. Lo liberaron, tenemos fotos con el senador McCain y también está la participación de Francia, de (el expresidente Nicolás) Sarkozy. Reclutaron miles de jóvenes, no en Siria o en Irak, donde Isis no tiene apoyo popular, vaciaron los barrios de Madrid, de Marruecos, de Marsella, Lyon y París de árabes, de turcos en Berlín, y mandaron así 10.000 jóvenes allá, con entrenamiento en territorio turco.

“En 2011 los kurdos controlaban la parte norte de Siria, declararon la creación de tres cantones autónomos donde hay comunas, asambleas populares, igualdad entre mujeres y hombres y entre grupos étnicos y religiosos. Isis es un producto no contra Bashar El Asad sino contra los kurdos. El plan es mandar Isis allá como talibán y después declararlos terroristas y decir no hay otra solución, ‘los salvajes se están matando, vamos a hacer una intervención de la OTAN, exportación de la democracia occidental, conferencias de paz’ y así crear un estado islámico, uno chiíta, uno arabita y uno kurdo. Estamos avanzando muy bien, estamos liberando la mayoría del norte de Siria y por eso es que Siria declara la guerra. Estamos viviendo una guerra mundial a nivel local. Esta guerra no es solamente contra Siria e Irak, el objetivo próximo es Irán. Menos del 50% de la población de Irán es persa, la mayoría es asiria, kurda, bajik, etc”.

“El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo ‘si Siria pierde, van a llegar hasta India’. Y le dijo al embajador turco, ‘dile a tu presidente dictador, que quiere hacer como Hitler hizo en la II Guerra Mundial, que lo vamos a mandar a él e Isis al infierno. Voy a convertir a Siria en el nuevo Stalingrado’. Los equilibrios geopolíticos van a servir a los pueblos para buscar una solución de paz y sacar al imperio de esa zona. Es una guerra larga, vamos a hacer un sacrificio, pero Turquía no es Pakistán, hicieron el trabajo sucio en Pakistán porque no había una oposición revolucionaria, pero tenemos miles de combatientes y millones de personas que están esperando el imperio para hacer la resistencia”.

Finalmente, Dogan hace una propuesta para Venezuela y América Latina en general: ¿Por qué no hacen promoción de paz en el mundo? ¿Por qué no organizamos una conferencia internacional con una personalidad muy importante, que puede ser el Papa Francisco, contra la agresión imperialista acá y allá? Eso permitirá de una manera más objetiva mostrar qué está haciendo el imperio y crear un espacio de comunicación entre nosotros.

(Visited 124 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus